El gobernador se Cundinamarca, y el Director de la CAR, conjuntamente con sus equipos directivos, definieron una agenda común de trabajo armónico para darle viabilidad a proyectos de ordenamiento territorial, conservación de ecosistemas, saneamiento básico y gestión del riesgo, especialmente en procesos como la descontaminación del río Bogotá.


«Con la CAR proponemos trabajar conjuntamente diferentes temas que nos permitirán definir acciones de protección ambiental y apoyo a los municipios que más lo requieren», expresó el primer mandatario de los cundinamarqueses.

Inicialmente se definieron ocho puntos centrales:

1. Actualización catastral: se priorizarán los 30 municipios que más requieren la actualización, para que inicialmente se adelante este proceso con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) mediante convenio y obtener resultados en los próximos dos años.

2. Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales: Se revisarán en mesa técnica los proyectos a los que se les daría viabilidad y que ya cuentan con diseños de detalle, especialmente en municipios de la cuenca alta del río Bogotá y otros que resultan estratégicos para la construcción de la PTAR.

3. Embalses: Se cuenta con los diseños de detalle en Calandaima, proyecto en el que el Gobierno Nacional ya expresó su intención de aportar financiación. Este embalse proveerá agua para la jurisdicción de El Colegio, La Mesa y Anapoima.

Se trabajará también en el embalse Santa Rosita, a la altura de Suesca, que impactará las zonas de Almeidas y Sabana Norte, entre otros proyectos de vital importancia hacia Subachoque y la provincia del Gualivá, y Sumapaz . El propósito del gobierno departamental es dejarlos en fase de factibilidad.

4. Bancos de agua: Se desarrollará este tipo de proyectos para que los municipios más afectados por la sequía puedan contar con recursos hídricos a través de pequeños embalses, con capacidad entre 10 mil y 50 mil metros cúbicos, que se llenarán en la época de lluvias, principalmente en 22 municipios del departamento.

5. Gestión del Riesgo: Se avanzará en la actualización de los mapas de gestión del riesgo principalmente en los 38 municipios que más lo requieren.

Otro punto de trabajo será analizar el componente ambiental en el tema minero, de canteras y de recuperación de las áreas afectadas por los incendios forestales.

Adicionalmente, se promoverán acciones de protección de la laguna de Fúquene para preservar su zona de ronda y evitar afectaciones a la población por las inundaciones en época de lluvia.

6. Reubicación parcial de Útica: En este municipio afectado hace cinco años por el desbordamiento de la quebrada La Negra, ya se cuenta con el predio La Esperanza para reubicar el colegio, el puesto de salud y viviendas.

Ahora se unirán esfuerzos para avanzar en la reubicación parcial y en las obras de infraestructura que se deben adelantar, participando con recursos entre la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, la CAR y la administración departamental.

7. Competitividad turística: Se analizarán los lugares estratégicos para desarrollar infraestructura que potencialice la competitividad turística, proceso en el que se evalúa la posibilidad de desarrollar la oferta alrededor del embalse del Neusa que incluye mejoramiento vial.

8. Reforestación cuenca río Bogotá: Se desarrollará el proyecto de reforestación de la cuenca, a través de las Juntas de Acción Comunal, previa capacitación con el SENA y con inversiones conjuntas.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca