Luego de que en el año 2012 la Fundación Escuelas de Paz trasfirió al municipio la estrategia del Centro de Desarrollo Integral Juvenil (CDIJ), esta iniciativa que generó importantes resultados en la comuna cuatro se pondrá nuevamente en marcha para el beneficio de los jóvenes que habitan en Altos de Cazucá, Ciudadela Sucre y la comuna uno.


Así lo hicieron saber representantes de la Fundación Escuelas de Paz y la Administración Municipal, quienes trabajarán nuevamente de la mano para reiniciar con este proceso, que para esta ocasión superará las fronteras de la comuna cuatro y llegará a la comuna uno, con el ánimo de vincular a más jóvenes y darles opciones que les permita explorar alternativas para la elaboración de su proyecto de vida, a partir de la formación artística y cultural impartida por los educadores comunitarios que hacen parte de la estrategia.

“A partir del 18 de junio pasado retomamos en CDIJ, donde vamos a trabajar específicamente en las comunas uno y cuatro. En estos momentos estamos en la fase de alistamiento en la comuna uno, consiguiendo los lugares. Igualmente estamos en la etapa diagnóstica para determinar cuáles son los intereses de los adolescentes y jóvenes, bajo un instrumento diagnóstico, teniendo en cuenta que ya se hizo una caracterización a partir de unos documentos que se tenían desde otras organizaciones y desde la misma Administración Municipal”, explicó Alix Rojas, Coordinadora del Centro de Desarrollo Integral Juvenil.

Según explicó Rojas, en la comuna uno la idea es hacer una matriz de todos los documentos y el diagnóstico que se realice, para que una vez se termine con esto se pueda determinar qué es lo que los jóvenes quieren y necesitan, y cuáles talleres son los que se van a dictar. Esos talleres se realizarían dos veces a la semana con cuatro temáticas diferentes, en varios lugares y con diferente población. Serán ocho talleres en toda la comuna.

Ya para la comuna cuatro, como existe un proceso de diagnóstico y pilotaje hecho entre el 2009 y el 2012, ya se tienen identificadas las preferencias de los jóvenes y los procesos formativos, que por cierto ya están ofreciendo las organizaciones aliadas y la misma Administración Municipal. Es decir que lo que se busca es realizar otros procesos que no se encuentren en la zona, para multiplicar las acciones y generar mayor cobertura con los jóvenes.

“En el proceso de formación, acción y participación, se dio una nueva mirada con lo que es la propuesta pedagógica, que se va a trabajar como eje transversal por medio de procesos. Cada uno de estos procesos va a tener etapas para la elaboración de un proyecto, de acuerdo a la línea de interés para los jóvenes. Esta línea puede ser de derechos humanos, medio ambiente o participación. Una vez ellos conozcan la temática determinarán cómo la enfocan, a partir del aprendizaje que están recibiendo. Es decir que si un chico está en música, se debe ver cómo utiliza la música para diseñar un proyecto, en alguna de las tres líneas de acuerdo con el énfasis de investigación que él identifique. Al final vamos a tener un producto específico por joven o por grupo de jóvenes”, agregó la Coordinadora del CDIJ.

Sobre los educadores comunitarios, encargados de dictar los talleres a los jóvenes que hagan parte del CDIJ, se busca que tengan un ejercicio de aprendizaje a nivel pedagógico, haciendo énfasis en esta parte. Igualmente, deben ser personas con edades entre los 14 y los 28 años, que tengan un perfil de empoderamiento a nivel comunitario, que sean líderes y gestores en su comunidad y posean una habilidad específica. Ellos van a pasar por un proceso de selección en el que participará la Administración Municipal y la Fundación Escuelas de Paz. Importante que hagan parte de la comunidad en la que van a trabajar.

“Nos estamos adecuando a la estrategia, articulándonos por medio de acompañamiento y seguimiento de cada una de las actividades que se van a hacer. La Administración está aportando 100 millones de pesos para la ejecución de este proyecto en las comunas uno y cuatro, teniendo en cuenta que es algo que está planteado dentro de las metas de Plan de Desarrollo. La idea es arrancar este año con las comunas uno y cuatro, sacando el diagnóstico y analizando para ver el próximo año en qué otras comunas implementamos el CDIJ, luego de una prueba piloto y un diagnóstico”, concluyó José Ernesto Martínez, Coordinador del Programa Soacha Joven de la Secretaría de Desarrollo Social.