Con el ánimo de crear alertas tempranas frente a la ola invernal e iniciar con la conformación de los frentes de seguridad, el jefe de esta cartera Rafael Mariño junto con el Alcalde Iván Moreno, hicieron entrega ayer miércoles de un juego de alarmas para los residentes de este sector de la comuna seis.


La iniciativa se desprende de una estrategia implementada por la Administración Municipal en la cual ya se han entregado cerca de 35 juegos a igual número de barrios, donde además (según la Secretaría de Gobierno) se ha logrado reducir los índices de inseguridad, destacando especialmente la disminución en el hurto de teléfonos celulares.

“La idea es empezar a trabajar conjuntamente entre la Secretaría y la Policía para hacer frente a esta dificultad inmensa que tenemos. Se ha logrado avanzar en este tema, el hurto de celulares ha disminuido mucho, al igual que el índice de inseguridad. Hemos logrado incautar 2600 teléfonos en dos operativos realizados en el Centro y San Mateo, de tal manera que estamos arremetiendo fuerte contra estas bandas dedicadas al robo de dichos aparatos, por lo tanto quienes compran esa mercancía se están dando cuenta que no es un buen negocio y quienes los hurtan ya no tienen a quien vendérselos”, explicó Mariño.

“Estamos muy contentos por la labor que se ha realizado con la Alcaldía, desde hace varios meses se ha venido gestionando y en este momento se están viendo los resultados. El Secretario de Gobierno e incluso el mismo Alcalde nos han prestado atención y hemos conseguido algunas cosas que teníamos atrasadas. Cabe resaltar que el pasado viernes santo hubo una emergencia en el barrio, el nivel del río subió mucho y se presentaron inundaciones, sin embargo la Administración hizo presencia y se logó el dragado del afluente a raíz de la emergencia. Durante estos meses las cosas han estado tranquilas, pero igual estamos trabajando también con la Ladrillera Santafé para que nos ayude en esto dado que ellos arrojan muchos desechos sobre el río”, indicó Brigitte Leal, Vicepresidenta de la JAC de Llanogrande.

Por último el Secretario agregó que la idea es entregar al menos unas 150 alarmas más en lo que resta de este año para continuar con la implementación de los frentes de seguridad de la mano con los líderes comunales de la rivera del Río Soacha, para así manejar alertas tempranas en aras de que a nadie tome por sorpresa una eventual inundación.