Secretariado social responde a señalamientos de la comunidad

A mediados de Julio, este medio publicó un artículo en el cual los habitantes del barrio Portalegre expresaban su inconformidad por la instalación de una puerta en uno de los muros del colegio, la cual – según los habitantes – trajo consigo inseguridad, accidentes de tránsito y agrietamiento en el pavimento del parqueadero comunal.


Periodismopublico.com conversó con las directivas del colegio con el ánimo de conocer el punto de vista de la institución frente a las inquietudes de la comunidad. La rectora, María Isabel Matheus, aseguró que se tienen los permisos pertinentes por parte de la Secretaría de Planeación, los cuales fueron otorgados en el año 2008 por el titular de ese entonces.

“Les solicitamos a los padres que tienen moto o carro que por favor no ingresen al parqueadero del barrio Portalegre, ya que tenemos un acuerdo de convivencia con los habitantes”, dice en uno de sus apartes la última circular que se distribuyó a la comunidad educativa, precisamente para evitar inconvenientes con los residentes de Portalegre, teniendo en cuenta que a principio de año también se hacen reuniones de concientización con los padres que matriculan a las estudiantes.

Martha Gaitán, quien realiza labores administrativas dentro del plantel educativo, fue muy enfática al afirmar que junto a la concientización a los padres, constantemente se sugiere a las alumnas del plantel no permanecer en las afueras del colegio cuando salen de estudiar, ni comprar productos a los vendedores ambulantes que se sitúan a la hora de la salida para que no se presenten percances que puedan poner en riesgo su integridad.

“Cuando hacemos las reuniones, a veces son los mismo papás del barrio Portalegre quienes nos discuten que por qué les decimos que no entren al parqueadero que es un espacio público, entonces también hay situaciones que no podemos manejar y que se salen de nuestras manos”, indicó la docente en relación a las sugerencias que se hacen a los padres de familia para que no entren con sus vehículos al parqueadero.

Referente al tema de la seguridad, las docentes concuerdan en que alrededor del parque a veces se instalan algunos jóvenes a realizar actividades sospechosas, pero recalcaron que el Colegio del Secretariado no tiene nada que ver, ya que este tipo de situaciones se presentan en gran cantidad de parques.

“Las niñas ingresan por 40 minutos en la mañana y por 50 minutos en la tarde, entonces el tiempo en el que se abre la puerta es mínimo, son momentos específicos en los que se utiliza, yo soy soachuna y veo que la inseguridad no es solamente por donde entran las niñas, sino que es algo generalizado”, afirmó la docente.

“Es más, nosotros también nos vemos afectados como institución, han caído piedras que han roto los vidrios, en el patio tenemos teja plástica y están perforadas porque mandan cantidad de cosas de la calle, hemos solicitado acompañamiento policíaco y efectivamente lo han hecho”, acotó la rectora.

Además, asegura que el proceso de adjudicación de permisos se hizo con el consentimiento de la comunidad, se llevaron reuniones a cabo para explicar que el espacio a intervenir era público pero que así mismo era para el beneficio de las estudiantes que salen de sus jornadas educativas.

Vale la pena destacar que este colegio tiene otra entrada que es la de la calle 13, pero la zona es desolada, no hay pavimentación, lo cual hace que las niñas corran más riesgo al entrar y salir. De ahí que el permiso otorgado en principio fuera temporal, pero al ver que instalada la puerta, la seguridad de las estudiantes mejoró con relación a como estaba antes, se procedió a gestionar el permiso permanente.

Para finalizar, las docentes mostraron su disposición de reunirse nuevamente con la comunidad y reafirmar los pactos de convivencia que se hicieron anteriormente, enfatizando en que en caso de concretarse una reunión, esta se haga bajo un marco de respeto y tolerancia por las ideas planteadas: “Me gustaría reunirme con ellos y que haya un tercero, nosotros lo último que haríamos sería irrespetarnos por algo que se puede arreglar con el diálogo, se va a necesitar un mediador”, concluyó la rectora María Isabel Matheus.

Para quién desee consultar el permiso otorgado por la Secretaría de Planeación, se aclara que la licencia de intervención y ocupación del espacio público es la número 007, expedida en mayo 21 de mayo de 2008.