Estremecedoras cifras de violencia contra la mujer despiertan preocupación en el municipio de Sibaté, Cundinamarca.

En una investigación realizada para la actualización de la Política Pública de la Mujer, en el municipio de Sibaté se identificaron las crecientes cifras de violencia que viene presentando este sector de la población.

Las problemáticas más relevantes que se evidenciaron fueron: violencia de género, brechas en la generación de ingresos, poca participación en escenarios de poder y toma de decisiones, y la falta de acceso a vivienda.

Esta investigación pudo determinar que, en cuanto a violencia de género, Sibaté supera en 289 puntos al promedio nacional (202.6) y en 208 al promedio departamental (283.9), evidenciando que la tasa de violencia de pareja en contra de las mujeres en el municipio, corresponde a más del doble de casos de los que se presentan a nivel nacional.

Del mismo modo, este comportamiento se presenta frente a los casos de violencia sexual en contra de las niñas, jóvenes y adolescentes. Esta investigación también resalta que el índice de violencia intrafamiliar contra niñas y adolescentes en Sibaté, supera 4 veces la tasa nacional, evidenciando así que la violencia de género es la mayor problemática que encontró esta investigación, coincidiendo según lo mencionan, con las cifras oficiales.

La investigación señala que, en Cundinamarca, la tasa de ocupación de hombres se sitúa en alrededor del 34,6%, aproximadamente 7% más que la de las mujeres, evidenciando que son estas las que más situación de desempleo presentan, estando en edad productiva (16 a 34 años). Para Sibaté, la diferencia es todavía mayor, aproximadamente 12% a favor de los hombres.

Frente al tema de participación en escenarios de toma de decisión, dicha investigación reveló que en las JAC, las mujeres en la actualidad tienen una participación mayor a la de los hombres, con un 53%, sin embargo, tanto en lo rural como lo urbano, los principales cargos directivos y de manejo de dinero están ocupadas por hombres, y las mujeres asumen mayormente el cargo de secretaria.

También se menciona que durante los últimos quince años sólo una mujer ha sido alcaldesa de Sibaté, y que en la historia de las elecciones populares para Concejo Municipal, el período actual es el único que cuenta con dos mujeres; anteriormente se habían dado algunos donde solo había una representante del sexo femenino. Adicionalmente, de los 332 candidatos que se presentaron para las últimas elecciones, sólo 32 eran mujeres, lo que corresponde a un 15% de participación femenina, siendo este el período que más mujeres se inscribieron.

Cabe mencionar que la administración municipal actual cuenta con un 65% de participación femenina en cargos directivos y de liderazgo, siendo este el más alto de la historia en el municipio de Sibaté.

Frente al tema de vivienda y hábitat, se evidenció que los territorios inseguros para las mujeres, la ausencia de enfoque de género en la asignación de subsidios y mejoramientos, el clientelismo y corrupción en acceso a vivienda digna que favorece prioritariamente a los hombres cabeza de hogar y familias nucleares, antes que a mujeres cabeza de hogar, son las problemáticas principales.

Para enfrentar esta problemática,  desde la Secretaría de Desarrollo Social del municipio se está trabajando en la proyección de un plan que pretende la socialización de los resultados de dicho diagnóstico con diferentes grupos de interés, la formulación de la Política Pública de la Mujer y Equidad de Género, que comprende por un lado la construcción de un plan estratégico,  y por otro, la construcción  del Plan Transversalización periodo 2021-2023,  y la presentación y aprobación ante el Concejo Municipal para el mes de mayo del presente año.

Por Sary Tovar