El propósito de estas jornadas es que sus habitantes intercambien elementos de reciclaje por alimentos frescos comercializados por campesinos de la región. Las jornadas se desarrollarán en el parque principal de diferentes municipios cundinamarqueses.


La Gobernación de Cundinamarca, a través de la Secretaría de Integración Regional, en alianza estratégica con la Región Administrativa de Planificación Especial, RAPE, promueve el proyecto “Cambio Verde”, que impulsa el intercambio de residuos sólidos aprovechables, por alimentos frescos y saludables de productores locales, iniciativa orientada a fortalecer las cadenas de comercialización y la seguridad alimentaria de la población vulnerable.

“En total se realizarán 25 jornadas (cinco en cada municipio) en el primer semestre, entre febrero y abril, en las poblaciones de Sibaté, Ubaté, Zipaquirá, Fusagasugá y Cajicá; el proyecto “Cambio Verde”, se materializa a través de un trueque de los materiales recuperables por alimentos. Se inivia el viernes 8 de febrero, tenemos la primer jornada en el municipio de Cajicá”, expresó, Juan Camilo Ruiz, secretario de Integración Regional de Cundinamarca.

En este nuevo proyecto se invierten $120 millones, para llegar a los cinco municipios en sus 25 jornadas, así:

Febrero

8 – Cajicá
13 – Fusagasugá
16 – Ubaté
17 – Sibaté
22 – Cajicá
24 – Zipaquirá
27 – Fusagasugá 1 – Cajicá

Marzo

2 – Ubaté
3 – Zipaquirá y Sibaté
8 – Cajicá
10 – Zipaquirá
13 – Fusagasugá
16 – Ubaté
17 – Zipaquirá y Sibaté
22 – Cajicá
24 – Zipaquirá
27 – Fusagasugá
30 – Ubaté
31 – Sibaté

Abril
7 – Sibaté
10 – Fusagasugá
13 – Ubaté

Entre los materiales que la comunidad puede intercambiar por alimentos frescos se encuentran vidrio (botellas y frascos – no vidrio plano); plástico (bolsas y botellas); aluminio (latas, varillas y láminas), papel y cartón (archivos, periódicos, cuadernos y cajas).