Se cree que miles de bacterias habitan en un teléfono celular, por eso, un grupo de científicos creó una pantalla que impide el alojamiento de estos seres microscópicos.


¿Alguna vez has pensado en la cantidad de microbios que pueden vivir tan sólo en la pantalla de tu smartphone? La respuesta es sencilla, en tan sólo unas horas puede alojar millones de microbios.

Los creadores de Gorilla Glass, la compañía Corning, presentaron una nueva pantalla que, a través de un recubrimiento especial de cristal, literalmente se comerá las bacterias.

El invento es usado en la mayoría de los smartphones de alta gama pues resiste todo tipo de ralladuras. Su nuevo invento pretende eliminar también focos de contagio, como podría ser usar el teléfono de alguien con gripe.