Con el fin de disminuir los impactos en el servicio de energía generados durante estos meses de fuertes vientos, cometas enredadas en la red y caída de ramas de árboles sobre la infraestructura eléctrica, Enel-Codensa puso en marcha su plan de mitigación de fallas para esta temporada con una inversión de $1.200 millones.

Este es un programa que cuenta con la participación de más de 40 personas entre profesionales, técnicos, tecnólogos y operarios de la compañía, que trabajan constantemente para reducir las fallas presentadas durante esta temporada.

A este respecto es importante recordar que las localidades con mayores incidencias de este tipo son San Cristóbal, Bosa, Usme, Ciudad Bolívar, Soacha, Kennedy y Suba. Por su parte, en Cundinamarca, los municipios con mayor cantidad de este tipo de fallas son Sopó, Madrid, Zipaquirá, Bojacá y Mosquera.

Este plan, que se viene desarrollando desde 2015, se divide en dos líneas principales de acción: la operación técnica y la educación. En la primera medida, alusiva a la operación técnica, se ha venido trabajando desde principios del año, en la implementación de acciones en las zonas con mayores antecedentes de incidencias y daños relacionados con los fuertes vientos en estas temporadas.

En dichas zonas se han ejecutado intervenciones técnicas de manera preventiva, en las que se ha cambiado la red por cables 100% aislados y se ha trasladado infraestructura, ubicada en puntos críticos.

Por otra parte, desde finales de julio y hasta septiembre, 19 cuadrillas están siendo destinadas de forma exclusiva, para la atención de fallas e incidencias ocasionadas por los fuertes vientos o cometas enredadas. Estos equipos se están concentrando en puntos estratégicos donde, según las estadísticas de Enel-Codensa, se presentan tradicionalmente la mayor cantidad de las fallas por este motivo.

Durante el año pasado se presentaron más de 140 fallas de energía por cometas enredadas a las redes. Según los registros históricos de la compañía, solamente en agosto las cuadrillas bajan, en promedio, 3.100 cometas de la red.

Retiro de cometas

Cada cuadrilla de Enel-Codensa cuenta con el equipo necesario para retirar cometas de la red y realizar los respectivos trabajos, en algunas ocasiones, en línea viva, lo que implica no suspender el servicio. Así mismo, se continúa utilizando un soplete de pértiga para retiro de elementos extraños, una herramienta diseñada por los ingenieros de la empresa, que permite, con una llama controlada, desprender las cometas de la red sin quemarlas, en un tiempo menor y con mayor seguridad.

Sin embargo, la compañía continúa innovando en mecanismos y tecnología de punta, con el fin de desarrollar sus procesos de operación más eficientes y seguros, beneficiando no solo a todos sus clientes de Bogotá y Cundinamarca, sino también a sus trabajadores.

La más reciente innovación de la empresa ha sido denominada Dron Dragón, un vehículo aéreo no tripulado al que se le ha sido incorporado un soplete y con el que, de manera controlada y segura, se queman objetos extraños de la red eléctrica en cuestión de segundos, como cometas y zapatos, gracias a la expulsión de fuego. Con esta nueva tecnología, en menos de 15 segundos, los objetivos extraños a la red de energía son quemados, sin afectar la infraestructura eléctrica.

Los resultados del Dron Dragón han demostrado que con este método se reducen en 70% los tiempos de retiro de elementos extraños a la red, pues con esta nueva tecnología, se pueden eliminar cometas en tan solo 5 segundos y zapatos en 15 segundos.

Pedagogía

Adicional al plan técnico y operativo, Codensa ejecuta también la campaña educativa, Días de Vuelo, cuyo objetivo es crear una cultura de seguridad en niños, jóvenes y familia en general, para que tomen conciencia de la importancia de elevar cometas de manera segura y responsable.

Estas actividades lúdico-pedagógicas, en 75 parques y 40 colegios, busca evitar accidentes personales y contribuir a la disminución de los incidentes que afectan la calidad del servicio de energía, por cometas enredadas en la infraestructura eléctrica.