En el colegio Mayor Nuestra Señora de la Esperanza, ubicado en la Despensa, se vivió la recolección de pilas más grande que ha tenido el municipio. A través de una actividad de ahorro de energía y recolección de pilas, se sensibilizó a los niños y jóvenes sobre el debido uso que deben tener con los residuos de las baterías que se usan en la vida cotidiana.


La Corporación Pilas con el Ambiente que hace parte del Ministerio de Ambiente del país fue la en cargada de liderar la actividad.

El colegio fue pionero en el municipio, gracias a su labor de ahorro de agua y energía que realizan hace más de 6 años, allí los docentes premian a los niños que cuidan las instalaciones del colegio dándoles una ficha verde como incentivo. Para la jornada de ‘Pila estudio’ se buscó recoger pilas domésticas, premiando al curso que más baterías domésticas recolectara, el premio fue una experiencia electrizante en el Pilastudio, un cubículo especial de transmisión de energía.

Este proyecto ha abordado más de 2.000 estudiantes de 65 colegios de diferentes ciudades de Colombia, con el fin de incentivar a los chicos para que se informen y adopten hábitos saludables en sus colegios y sus familias, como el ahorro de agua, energía y la práctica del reciclaje.

La meta de Colombia es lograr recolectar 520 toneladas de pilas para este año, por eso la invitación queda abierta para que los rectores, profesores y estudiantes de todos los colegios de Soacha se unan a esta campaña que busca generar conciencia de la protección del medio ambiente, además invita a la diversión y a vivir una “experiencia electrizante”, obteniendo el recuerdo de una foto del grupo con los ‘pelos parados’.

Johana Martínez