“Soacha necesita recuperar su espacio en el departamento y en la nación”: Fernando Ramírez

Polémico como siempre, hablando fuerte y con carácter como lo ha hecho en su vida pública, el líder Fernando Ramírez se refirió al proceso electoral que está por terminar. Ahora aspira a la Asamblea de Cundinamarca, uno de los escenarios en los que aún no ha participado, pero al que quiere llegar apostándole a su amplia trayectoria política y a la confianza de los electores.


La consigna de Fernando Ramírez es llevar el sentir de los soachunos a los altos escenarios de discusión del departamento, e incluso de la nación, para que Soacha tenga un papel protagónico en la agenda departamental y nacional. Para ello, Ramírez busca impulsar un esquema de integración basado en el modelo de Ciudad Región, que según él, garantizará unas relaciones de equidad e igualdad de condiciones entre el Distrito Capital y los municipios del departamento.

En entrevista para Periodismopublico.com, el hoy aspirante a la Asamblea departamental, Fernando Ramírez, habló de los cambios que ha tenido su vida política, las razones que lo llevaron a buscar una curul en la duma, y lo que hará por Soacha y por Cundinamarca si es elegido Diputado el próximo domingo:

¿Cuál es el balance de su campaña al día de hoy?

Ha sido una campaña interesante por todo el marco político y jurídico que Colombia va asumir en los próximos cuatro años. Estamos al frente de unos acuerdos que se van a dar en La Habana, y me parece que el ser una persona que tiene capacidad, experiencia y conocimiento en la vida pública y que también ha sido víctima del conflicto armado, me ha motivado a asumir el reto de ir a la Asamblea de Cundinamarca, porque el posconflicto, la reconciliación y toda la tarea que nos corresponde a los colombianos de construir un verdadero proceso de paz, nos obliga a que tengamos en los próximos cuatro años oportunidades de servirle a Colombia, a Cundinamarca y a nuestro municipio.

Como sabemos, el posconflicto tendrá muchos recursos que permitirán trabajar en todo este tema del desminado, el perdón de las víctimas, la resocialización en zonas de conflicto, etc. Ahí yo tengo una experiencia y una capacidad en la que me siento comprometido con la paz, con mi departamento y con mi país, para apoyar este proceso en los próximos cuatro años.

En sus ejercicios políticos anteriores, usted fue respaldado por el Partido Cambio Radical, sin embargo hoy cuanta con el apoyo del Partido de la U, ¿qué motivó ese giro en su vida política?

Uno está en la casa donde se siente cómodo, nadie se está donde no está cómodo. Me parece que el cambio de partido obedece precisamente a que no me sentía cómodo en un partido que primero, no agradece el trabajo, segundo es poco pluralista porque allá solamente hay que hacer caso y recibir órdenes, y yo me formé en una universidad pluralista y demócrata, como es el Externado de Colombia, por lo que me gusta la discusión, la sana crítica, la libertad de pensamiento y de expresión, mas no que me den órdenes y tampoco látigo, por eso me siento más cómodo en el Partido de la U.

¿Cómo se siente en este primer ejercicio que hace a la Asamblea?

Es la primera vez que aspiro a la Asamblea del departamento, estoy muy motivado haciendo campaña por toda la región con una gran aceptación de mi propuesta, para hacer de Cundinamarca una Asamblea donde nos dediquemos a estudiar el esquema de Ciudad Región para Cundinamarca, y no un esquema de Área Metropolitana con Bogotá. Cundinamarca necesita fortalecer el esquema de Ciudad Región y no el Área Metropolitana con Bogotá, eso me motiva mucho, porque es un tema que he estudiado y en el que me he preparado toda la vida, para que el departamento sea una región independiente y autónoma, para que los diputados que seamos elegidos y nos gusten estos temas, logremos convertir a nuestro departamento en una fortaleza de la Ciudad Región, de modo que en esa reforma veamos unas posibilidades de gobiernos incluyentes y participativos, para desconcentrar el departamento hacia las provincias, que será una meta que defenderemos en la Asamblea.

Trabajaremos mucho con el tema de la CAR, una institución paquidérmica y con muchos recursos, que bien merece que se le haga control político desde la Asamblea, para que estos recursos que capta realmente se inviertan en las cuencas hidrográficas, los humedales, la recuperación del medio ambiente que hoy ha sido golpeado por la minería ilegal y los depredadores ambientales, el mejoramiento del agua potable para nuestro departamento y el saneamiento básico.

Actualmente se ha mencionado mucho el tema de la famosa RAPE. En la propuesta que usted menciona, ¿cuáles serían los temas para que esa integración se dé de una manera adecuada y no se presenten los obstáculos que ha habido hasta el momento?

Yo creo que lo más importante en el esquema de Ciudad Región, es crearle a Cundinamarca un marco administrativo y jurídico, que permita que el departamento y Bogotá tengan relaciones amistosas y de cooperación en su derecho, planificación y organización. No tiene sentido que se siga insistiendo en un esquema de Área Metropolitana, en el que Bogotá será la que mande y los municipios de la sabana le hagan caso, solamente para solucionar los problemas que tiene Bogotá.

La idea de la Ciudad Región es que haya autonomía e independencia, y podamos tener sinergia de acuerdos y desarrollos que nos permitan que crezca Bogotá y crezca Cundinamarca, pero en igualdad de condiciones. Que estas sean favorables para ambos y para nuestro municipio. Ahora bien, el esquema de Área Metropolitana funcionó en regiones como Antioquia, pero porque los antioqueños tiene raza provinciana, una condición cultural hacia la provincia y hacia sus costumbres.

Quienes gobiernan a Antioquia no son de Medellín, son antioqueños. En cambio en Cundinamarca los de Bogotá se creen de estrato 15 y miran a los de Cundinamarca de estrato 3. Las condiciones culturales de ciertas familias encopetadas y rancias, que quieren dominar siempre el territorio de Cundinamarca y su política, no ha permitido que se cree ese marco político y jurídico que nos permita ser más autónomos e independientes. Es un problema cultural, de identidad y de malas costumbres que aún maneja un sector de la sociedad bogotana, en contravía de los intereses de los cundinamarqueses.

¿Apoya a alguno de los candidatos a la Gobernación?

Yo estoy haciendo mi campaña a la Asamblea de Cundinamarca y veo con preocupación que aquí no hay compromisos con Soacha por parte de ningún candidato. Aquí Soacha sigue siendo la despensa de votos, somos buenos para votar pero muy malos para que nos convoquen a ayudar a gobernar a Cundinamarca. Por eso en mi oficina no hay ningún afiche, ni publicidad de ningún candidato a la Alcaldía o a la Gobernación, porque no quiero comprometerme, ni comprometer mi independencia política, tampoco a unos ciudadanos que tienen la esperanza y la ilusión de que esto cambie.

Sin embargo, como van las cosas presumo que esto va a ir por lo mismo, por eso vamos a esperar a ver cómo se comporta el electorado en Cundinamarca y cómo logramos sacar esta curul para defender los intereses de Soacha en la Asamblea, para hacer sentir a Cundinamarca y hacer valer a nustro municipio en el contexto departamental, algo que sólo se logrará si el pueblo me lo permite el próximo domingo 25 de octubre, para luego mirar cuáles serán los compromisos del futuro Gobernador o Gobernadora, y el comportamiento político del próximo Alcalde de Soacha.

Y con respecto a la Alcaldía, ¿cómo ve el escenario?

Yo lo que espero es que el pueblo madure el 25 de octubre, que vote conscientemente sobre su futuro. Sería desastroso para Soacha que se convoque a elecciones y el pueblo no se pronuncie verdaderamente sobre qué candidato tiene la capacidad de transformar esta ciudad y que le preste atención a los problemas que tiene. Se debe elegir un candidato que tenga experiencia, conocimiento y autoridad personal y política para transformar esta ciudad, que necesita unas reformas que no sólo requieren conocimiento y experiencia, sino también pantalones para asumir los retos de ponerle freno a tantas inconsistencias.

Si se hace un comparativo de lo que era Soacha hace 12 años y lo que es hoy, yo creo que los índices están muy bajitos en la credibilidad de estos gobiernos que han pasado y no han sido capaces de hacer frente a las falencias en la salud, la educación, el espacio público, la movilidad y la malla vial. Lo que tiene que pensar la ciudad el 25 de octubre es eso, quién tiene la capacidad, la autoridad, la experiencia y el conocimiento de asumir el reto de cambiar a Soacha en los próximos cuatro años.

¿Por qué razón debe ser elegido Diputado a la Asamblea de Cundinamarca el próximo 25 de octubre?

El mensaje que le envío a mi ciudad y a mi departamento, es que voy a representarlos con dignidad, seré una voz que se sienta en la Asamblea y llegaré a presentar proyectos de ordenanza sobre los temas que he venido mencionando. Necesitamos trabajar, entre otros temas, para ver cómo logramos que los adultos mayores tengan una vida digna, cómo logramos que la movilidad de Cundinamarca se mejore, el tren de cercanías y el Transmilenio de Soacha hasta Compartir, que la nación, el departamento y Bogotá le den a Soacha los recursos y el apoyo por haberle recibido 200.000 viviendas que están acabando con la poca calidad de vida que teníamos.

Ahí hay unos retos grandes y se requiere una persona que tenga el conocimiento, la experiencia y la capacidad para defender los intereses de Soacha y Cundinamarca. Por eso reclamo ese espacio que me permita probar, como lo he probado cuando he tenido la oportunidad de representar a mi municipio en las corporaciones públicas con dignidad y transparencia, porque a mí nunca me han sacado de un cargo por malo, inepto o ineficiente, siempre por la puerta grande he logrado sacar a mi ciudad adelante.

Fernando Ramírez es candidato a la Asamblea de Cundinamarca por el Partido de la U, con el número 58 en el tarjetón.

cargando...