Los 117.172 pesos de subsidio de transporte sólo alcanzan para 44 tiquetes al mes en Transmilenio, pero se debe tener en cuenta que en Soacha no hay alimentadores y que se requiere pagar pasajes adicionales.

Usuarios de Transmilenio en Soacha hicieron  cuentas y demostraron que el nuevo subsidio no alcanza para cubrir los gastos de transporte del mes, aún trabajando solo de lunes a viernes.

Filemón Correa es un residente de Hogares Soacha y contó lo que debe hacer para llegar a su trabajo, y con calculadora en mano, demostró que debe sacar de su sueldo para cubrir los pasajes del mes.

“Yo cojo un bus hasta San Mateo, eso me cuesta $1.100. Luego compro el tiquete para subirme al articulado, que vale $2.650, es decir, son $3.750 solo de ida, lo que indica que diario debo pagar 7.500 pesos de transporte. Si esto lo multiplico por 20 días, eso me da 150 mil pesos, menos los $117.172 que me dan de subsidio, yo debo pagar de mi suelo lo que falta, es decir, $32.828”, dijo.

Pero hay casos donde el gasto de transporte es mayor, debido a que hay personas que trabajan los sábados y en algunos casos los días domingo, sumado a que viven en zonas lejanas del municipio y deben pagar bicitaxi o una tarifa más cara en carros piratas para poder llegar a la estación San Mateo de Transmilenio.

Esto indica que para el caso de Soacha el subsidio de transporte que otorga el gobierno a quienes ganan entre uno y dos salarios mínimos no alcanza, por una sencilla razón: No hay alimentadores y en casi todos los casos el usuario debe coger mínimo otro transporte, adicional al articulado.

Lo anterior demuestra que los residentes de Soacha están en desventaja porque Transmilenio nunca ha querido implementar el servicio de alimentación, sumado a que hay zonas donde las rutas normales no llegan, y el servicio es cubierto por carros piratas o bicitaxis.