“Un total de 41.034 familias que viven en la pobreza extrema en Cundinamarca serán promovidas en la senda de la prosperidad mediante un trabajo que integra la promoción familiar, la gestión de oferta institucional, la constitución de un centro de innovación social y la constitución de un grupo de inversión privado. Y ya estamos en cumpliendo con este enorme reto al destacar que Sopó es uno de los primeros municipios del país que es libre de la pobreza extrema”.


Así lo anunció Samuel Azout, director general de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema- Anspe, durante el Segundo Encuentro Departamental de Guerra contra las Pobrezas que lideró la semana anterior Gobernación de Cundinamarca a través de la Secretaría de Desarrollo Social y al que asistieron algo más de 700 promotores del Departamento que pertenecen a la Red Unidos.

En el marco de la reunión, se hizo la Declaratoria a favor de la superación de la pobreza extrema que planteó una gran alianza para erradicar condición social y se priorizan varios puntos de trabajo como es garantizar la dignidad y calidad de vida de los seres humanos, estar comprometidos en la protección del medio ambiente, el acceso a viviendas dignas y cualificación de las personas adultas en sus proyectos personales, garantizar la seguridad alimentaria, promover la prestación de servicios públicos de calidad y generar políticas de Estado de largo alcance con el propósito de favorecer el bienestar de todos los ciudadanos.

En el encuentro, que se efectuó en el municipio de Villeta, el director del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar – ICBF, Diego Molano, resaltó la labor del gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, al ser un mandatario comprometido con una política pública de superación de la pobreza extrema que deja importantes resultados para el país.

Destacó además que las políticas que ha liderado el Departamento hacen que hoy Cundinamarca se convierta en un ejemplo digno de imitar y replicar en el país y resaltó que de los 131 menores afectados en Colombia hasta la fecha con pólvora, en Cundinamarca sólo se ha presentado un sólo caso, aspecto que evidencia cómo las políticas del Gobernador han sido aceptadas por los habitantes del Departamento.

Por su parte, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, expresó la inmensa gratitud por el trabajo que han realizado los ejecutores y aseguró que durante estos años de gobierno se trabajó por favorecer y consolidar la seguridad, garantizar el crecimiento económico, luchar contra la pobreza, crecer armónicamente con el medio ambiente, promover el liderazgo, el buen gobierno y la participación, hechos que se cumplieron y denotaron una trasformación social importante.

“Solo podremos resolver el problema de la pobreza si unimos las manos de todos. Nuestro país, que ha pasado por tantos dolores, necesita gente como los promotores sociales que deben mostrar confianza, calidez y llevar una luz de esperanza para alegrar la vida de todas las comunidades que están esperando que alguien les indique el camino para superar su condición”, sostuvo el mandatario de los cundinamarqueses.