Terragrande I, al acecho de la violencia del fútbol

Sin que se tratara de un encuentro deportivo o una disputa entre grupos fervorosos de las denominadas ‘barras bravas’, los habitantes de este Conjunto Residencial vivieron recientemente una verdadera odisea por cuenta de varios jóvenes hinchas de Millonarios residentes allí, quienes protagonizaron una Batalla Campal en una de las zonas verdes de esta Unidad Residencial.


5-18.jpg

Los hechos se presentaron hacia las 7:30pm del pasado domingo 14 de agosto, luego de que uno de los vigilantes que recién llegaba a recibir su turno, sorprendiera a los mencionados individuos en la Administración del Conjunto justo en el momento en que estos consumían licor y hasta alucinógenos en la zona. El hombre, buscando cumplir con sus deber, les hizo un llamado de atención para que los muchachos dejarán de ingerir dichas sustancias en el sitio y se desplazaran a un lugar más adecuado; sin embargo la decena de sujetos y unos cuantos hombres más desataron su rabia contra el Guarda de Seguridad, propinándole una brutal paliza que hoy lo tiene hospitalizado con serias lesiones que, según se informó, dejarán graves secuelas en su cuerpo.

“Ésa noche el Vigilante de turno estaba haciendo su ronda y como ya se ha vuelto costumbre acá, encontró a estos individuos consumiendo bebidas alcohólicas y sustancias alucinógenas, por lo cual él simplemente les pidió el favor de que se retiraran del área administrativa, toda vez que (además de todo) ésta estaba siendo utilizada como baño público. Ante este llamado de atención, el Señor fue agredido brutalmente entre todos estos muchachos, hecho que lo obligó a que se le incapacitara por 15 días como resultado de las lesiones provocadas: Tabique roto, golpes contundentes en el cuerpo y en la cara y al parecer un desprendimiento de retina. La problemática data de varios años atrás, yo entré a la Administración desde mayo y lo primero que me advirtió el Consejo de Administración fue precisamente que tuviera cuidado con los brotes de violencia que se generaban, pues al parecer son los mismos menores de edad quienes fomentan el desorden y el terror, ya hace mucho varios vecinos han sido agredidos”, expresó Misael Álvarez García, Administrador del Conjunto Residencial Terragrande I.

Frente a los lamentables actos del pasado domingo, basta decir que los sujetos acabaron con parte de la infraestructura del conjunto, destruyeron dos cámaras de seguridad y rompieron los vidrios de varias casas. De acuerdo a lo manifestado por los residentes de Terragrande y los testigos, no sólo de éste sino de otros hechos similares que se han presentado, los adolescentes son liderados por dos o tres personas. A lo anterior se suma la peculiar característica que presenta esta clase de personas, que como lo afirmaron los propios copropietarios ‘no admiten ni permiten que quienes viven en el conjunto tengan una afinidad diferente a la de ellos, dado que a nadie se le permite tener una camiseta distinta a la de Millonarios, por lo cual, si ven a alguien que no sea de su simpatía inmediatamente lo atacan’.

“Desde que estoy en el cargo es la segunda vez que se presenta un enfrentamiento como éste, yo sé que ellos tienen unos derechos, pero esto ha provocado que abusen. Evidentemente fueron retenidos, pero al parecer y de acuerdo a la versión del Cabo que estaba coordinando la Estación de San Mateo ese día, ellos no podían retener a los menores porque el asunto no era de su competencia sino de la Policía de Infancia y Adolescencia, por lo que los muchachos fueron dejados en libertad, permitiendo que vuelvan a delinquir dentro del conjunto”, agregó Álvarez.

Sobre el ataque

Teniendo en cuenta lo anterior, Periodismo Público tuvo acceso a los registros de las cámaras de seguridad de Terragrande I, donde claramente se observa cómo en medio de un avanzado estado de embriaguez y bajo el efecto de alucinógenos, el grupo de agresores venía de atacar a otro joven que vestía la camiseta del Atlético Nacional. En ese momento los sujetos se estacionaron junto a la Administración cuando después llegó el Vigilante a hacerles el llamado de atención; entonces los individuos reaccionaron tratando de quitarle al hombre la bicicleta que utiliza para recorrer el conjunto, lanzándole golpes al aire con el propósito de intimidarlo. Sin embargo este se resistió y como represalia todos se abalanzaron contra él, arrinconándolo en una de las paredes de la sede de la Administración.

Posteriormente el Guarda, identificado como Apolinar Córdoba de 37 años, fue tumbado al piso por los cerca de 10 muchachos que eran liderados por tres jóvenes conocidos como ‘Carlitos’, ‘Fosforito’ y ‘El Paisa’. En ese instante se apreció cómo Córdoba era golpeado con puntapiés, puños y objetos contundentes, entre los cuales se pudo reconocer un ‘machete’.

En medio de la confusión, varios vecinos trataron de auxiliar al hombre, pero de inmediato fueron retirados por los mismos agresores a punta de intimidaciones y amenazas con el mismo machete, e incluso con el arma de dotación de Apolinar, la cual le fue arrebatada durante el ataque.

De acuerdo el dictamen de Medicina Legal, el agredido presenta las siguientes lesiones:

-• Hematoma Irregular Moderado de 4×3.5 cm en la región fronto facial izquierda.
-• Hematoma Peri Obitario Bilateral sin compromiso del globo ocular.
-• Edema y Equimosis Violácea Irregular en un área de 3×4 cm, localizada en dorso nasal con intenso dolor a la palpación.
-• Equimosis Violácea Irregular de 9x2cm, localizada en mucosa de hemilabio superior izquierdo, sin lesiones recientes de piezas dentales.
-• Excoriaciones irregulares en un área de 6x3cm, localizadas en dorso de mano derecha.

Vale la pena mencionar que la persona en cuestión no fue la única que resultó agredida, pues uno de sus compañeros fue víctima de un salvaje ataque en una de sus manos con la misma arma cortopunzante que fue vista en el video.

La zozobra entre los copropietarios

“Llevo viviendo acá 7 años y siempre se han presentado los mismos inconvenientes con los mismos muchachos, hay veces que atacan a la gente dentro del conjunto, los atracan y nadie sabe qué hacer. En la actualidad tenemos una portería cerrada por estos inconvenientes, no podemos salir de nuestras casas porque nos tienen amenazados, no sabemos en qué momento vamos a caer en manos de ellos. En una ocasión habían cogido a otro celador y le rompieron su bastón de mando en la cabeza, la verdad es que estos actos son reiterativos y nos mantienen en las más grande intranquilidad”, explicó Adolfo Barriga, Presidente del Consejo de Administración de Terragrande I.

“El 23 de marzo de este año salí de mi casa a eso de las 12am a tirar la basura en el shut y fui atacado por esos tipos. Unos 15 minutos antes de eso habían hecho lo mismo con un visitante, yo lo defendí y herí a uno de ellos, pero ahora como represalia la han cogido en contra de mis hijos a quienes amenazan e intimidan. Por ello quiero hacer un llamado a las autoridades para que presten atención a este flagelo que no sólo nos golpea a nosotros, necesitamos ayuda para poder erradicar a esos antisociales de nuestro vecindario”, indicó uno de los residentes de Terragrande I que pidió la reserva de su nombre.

“La situación me pone muy nerviosa, esta gente rompe vidrios y nosotros corremos el riesgo de que se metan en nuestras casas. Yo me preocupo sobre todo por mis hijos, porque ellos llegan tarde en la noche y fácilmente pueden ser atacados por esos individuos que son personas que no trabajan ni estudian, con el agravante de que sus padres acolitan todas y cada una de sus irresponsabilidades y actos delincuenciales”, señaló María Liliana Giraldo, habitante de la Copropiedad.

A propósito de lo anterior, el Administrador de Terragrande I dijo que “cuando me hice partícipe en la Estación de Policía para presentar la respectiva denuncia, estos señores (los padres de los jóvenes) me trataron mal y me dijeron que yo era ‘un ladrón’. El Padre del joven conocido como ‘Fosforito’ manifestó que yo era un delincuente y que nos ‘íbamos a ver las caras dentro del conjunto’. Esto mismo sucedió con la Señora Claudia Garzón, miembro del Consejo de Administración, quien también fue intimidada”.

Por ahora y en respuesta a la solicitud de los mismos copropietarios, la Administración de Terragrande ha iniciado un proceso judicial en contra de los jóvenes que protagonizaron los desmanes, buscando que el flagelo se acabe de una vez por todas. No en vano, en esta ocasión fueron al menos 12 las viviendas afectadas, decenas de niños y amas de casa alterados sicológicamente de ver cómo hasta la Policía era agredida y dos vigilantes más que están heridos.

Sobre Periodismo Público 31217 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca