Un cambio brusco empezó a verse en las estaciones de Transmilenio, ahora el hierro predominará y sólo se dejará una puerta sin vidrio para acceder a los articulados.

Transmilenio tomó esta decisión que estéticamente no es la mejor, ante los actos de vandalismo registrados en las protestas y debido a las millonarias pérdidas que debe asumir la empresa.

Lo que dijo Transmilenio es que los daños a la infraestructura son millonarios, por eso empezó a reemplazar el vidrio por el hierro. Ahora sólo queda un espacio vacío para que los usuarios se bajen y suban a los articulados, lo que sin duda representa mayor inseguridad y se presta para que los colados aumenten porque no hay ninguna barrera que les impida subirse.

Las estaciones se ven feas y se presta para accidentes y robos porque el vidrio lo protegía a uno, pero ahora es un espacio abierto y fácilmente uno puede caer a la calzada de Transmilenio”, dijo Alcira Robayo, usuaria del sistema.

La nueva implementación metálica busca poner fin a las millonarias pérdidas en las estaciones, ya que hasta ahora ha predominado el vidrio.

De acuerdo a la empresa, las pérdidas por el vandalismo desde que comenzó el paro, superan los 23 mil millones de pesos.