El pésimo estado de la flota que cubre el corredor Soacha-Bogotá y viceversa se ha convertido en la amenaza más latente para los miles de usuarios que diariamente se movilizan entre el municipio y la capital de la república. Los accidentes son frecuentes y la vida de muchas personas se ha perdido por la falta de reposición de buena parte de los colectivos


El vehículo accidentado el pasado lunes 22 de diciembre en la autopista Sur con carrera 73 y que ocasionó la muerte de dos personas, dejó en evidencia los graves problemas de movilidad en el corredor Soacha-Bogotá.

El colectivo pertenece a la empresa Cootransper, una de las 17 con tarjeta de operación otorgada por el Ministerio de Transporte que prestan servicio en este corredor vial y cuyos carros no tienen un límite de vida útil porque, según disposiciones de la Ley 105 de 1993, pueden seguir operando si reúnen los requisitos técnicos de seguridad.

“El problema es que uno no tiene en qué más subirse y la verdad hay muchos colectivos que dan miedo por el estado tan pésimo en el que se encuentran”, manifestó Licerio Ruiz, habitante de Ciudad Verde.

“La semana pasada iba con mi esposa y mis dos hijos en un colectivo de Cardelsa que tenía ruta por la primera de Mayo, cuando de repente se quedó sin dirección cerca al semáforo de la 22 y fue a parar a un montón de gravilla que había al lado derecho de la autopista. Afortunadamente la situación no pasó a mayores”, narró Elisa Castro, habitante de la comuna seis de Soacha.

El problema es que de las 30 empresas que operan en este corredor, el municipio solo regula 13, a las cuales sí se les exige que su parque automotor cumpla con un límite de vida útil de 20 años. El resto dependen del Ministerio de Transporte, organismo que no ha autorizado la reposición del parque automotor para que a Soacha lleguen vehículos último modelo.

El deterioro de buena parte de los colectivos es evidente y el riesgo para los usuarios crece cada día, aunque lo peor es que no se vislumbra una solución a corto o mediano plazo que por lo menos garantice comodidad y seguridad para los residentes de Soacha que se movilizan diariamente hasta la capital de la república.

“Hasta vergüenza le da a uno que a Soacha lleguen colectivos tan viejos y destruidos, porque a decir verdad, creo que es la única ciudad del país que tiene un transporte tan pésimo”, agregó Luisa Gómez, habitante de la comuna cinco.

El problema es del Ministerio, dicen las autoridades de Soacha, ya que éstas últimas exigen un límite de vida útil, mientras que las empresas de Bogotá que prestan servicio hacia Soacha dependen del ministerio. “Es que no es secreto decir que los colectivos más viejos son los de Cardelsa y TransUnisa, es decir, los que prestan servicio por la primera de Mayo”, sostuvo José Miguel González, residente de la comuna dos.

Por lo pronto, se espera que comience a operar la Secretaría de Movilidad de Soacha para que el municipio tenga más autonomía en materia de tránsito y transporte. Uno de los aspectos es aumentar el número de agentes de tránsito en la autopista Sur, que pasarían de 8 a 40, al igual que acelerar el proceso de chatarrización de vehículos viejos.