Se trata de la multa por $131.000 millones, que le impuso la Contraloría Distrital al exmandatario, por el cambio del esquema de aseo. Esta es la segunda sanción del ente de control que queda suspendida.

Los efectos de casi todos los fallos que la Contraloría Distrital ha expedido contra el exalcalde Gustavo Petro están neutralizados, por ahora. El último pronunciamiento del Tribunal de Cundinamarca, que favorece al líder de la Colombia Humana, tiene que ver con la suspensión provisional de la sanción que le impuso el ente de control, que los obligaba a él y a tres de sus subalternos a pagar $131.000 millones por el supuesto daño que representó el cambio del esquema de aseo para las arcas de la ciudad.
La decisión, que también cobija a la exsecretaria de Hábitat María Mercedes Maldonado, al exgerente de la Empresa de Acueducto Alberto José Merlano Alcocer y al exsecretario de Planeación Gerardo Ardila Calderón, fue demandada en mayo pasado ante la justicia administrativa. En medio del recurso legal, que busca anular toda la decisión, los cuatro pidieron a los magistrados que suspendieran el fallo fiscal, mientras los jueces toman una decisión de fondo, solicitud que finalmente fue aceptada esta semana.