El pésimo estado de algunas vías llevó a residentes de Ciudadela Sucre a denunciar esta problemática que incide en su calidad de vida.

Lo que las personas aseguran es que en invierno deben soportar el barro y los empozamientos en los huecos de las calles, y en verano el polvo y la polución. “La necesidad de pavimentación es urgente, el no hacerlo genera diferentes problemas porque los carros se averían, se rompen los tubos de agua potable y aguas residuales, incluso el desperdicio puede durar varios días; además toda esta problemática aporta a la accidentalidad y a la inseguridad en el sector”, sostuvo Camilo Tique, residente de la Ciudadela.

Lo que la comunidad de Ciudadela Sucre reclama es un plan de intervención vial por parte de la Alcaldía Municipal, especialmente en vías principales para evitar que se sigan deteriorando. “Por ejemplo la entrada a la Ciudadela tiene tramos llenos de huecos y no los han arreglado, hay pedazos muy dañados, los carros sufren y eso genera mal aspecto al sector”, dijo Isabel González, residente en la zona.

 Las pocas vías pavimentadas de Ciudadela Sucre están llenas de huecos, como la carretera que conduce desde San Mateo, o la calle frente a la Institución Educativa Buenos Aires, solo por mencionar algunas. “El transporte público sufre mucho, incluso los señores de los colectivos han dicho que deben gastar más plata en repuestos por el pésimo estado de las vías, y las pocas personas que tenemos vehículo sufrimos mucho por tanto hueco y tanta vía dañada”, añadió Ismael Galindo, residente en el sector.

Hay residentes que hicieron un llamado urgente al alcalde Juan Carlos Saldarriaga para que concerté con la comunidad de Ciudadela Sucre un plan de intervención vial y priorice el arreglo de algunas calles, porque son conscientes que no todas las vías se pueden arreglar.  “Estamos cansados de las falsas promesas de todos los políticos y queremos que este alcalde sea la excepción, además él ha dicho que lleva a la comuna cuatro en su corazón, ojalá nos cumpla”, puntualizó una habitante y madre de familia.

Finalmente, lo que aseguran los residentes de la Ciudadela es que son personas trabajadoras, con ganas de progresar y ver mejor al municipio, por eso están dispuestos a colaborar para que, en un trabajo articulado con la alcaldía, se mejoren las vías del sector.

Por Patricia Conde.