A pesar de que un buen grupo de ciudadanos marchaba de forma pacífica, aparecieron desadaptados que rompieron vidrios y dañaron la estación de Transmilenio.

La generalidad durante el día fueron las marchas pacíficas que buscaban llegar al monumento de Los Héroes para concentrarse alrededor carteles, tambores y banderas de Colombia, pero en la carrera Séptima se presentó un hecho de vandalismo grave.

Un grupo de personas con el rostro cubierto decidió dañar la estación de Transmilenio del Museo Nacional. Con piedras y patadas fueron destruyendo los vidrios de un costado de la misma.

Igualmente, un establecimiento comercial cerca de la Universidad Javeriana terminó con los vidrios rotos luego de que varios encapuchados le dieron patadas y los golpearon con piedras.

De acuerdo con Transmilenio, son 51 las estaciones que están fuera de servicio por hechos vandálicos durante las protestas.

Apoyo: Sistema Integrado de Información