El hecho ocurrió ayer miércoles en el sector de León XIII cuando el vehículo sin previo aviso se parqueó frente a un garaje.

En el garaje se guarda un carro y su propietario requirió sacarlo para trasladar un paciente a una cita médica. Al ver el vehículo de Enel-Codensa les pidió a los funcionarios que lo movieran mientras él sacaba su automóvil, pero no quisieron.

“Mi parqueadero es el de puerta blancas y requería sacar mi carro porque debía llevar un paciente a una cita médica. Les pedí el favor que corrieran el camión, pero no quisieron, cosa que me parece grave porque la persona que tenía que trasladar tiene dificultades para movilizarse”, dijo el afectado.

Lo que asegura esta persona es que la empresa nunca avisó de los trabajos y mucho menos que el camión obstaculizaría la salida de los vehículos parqueados en los garajes del sector.

El vehículo de la empresa o del contratista es el de placas WNN 254 de Cota.