Como resultado del programa de recuperación víal de la ciudad, la alcaldía de Soacha entregó otros 20 kilómetros de vías rehabilitadas, esta vez y luego de 20 años de espera, en la comuna cuatro, beneficiando a más de 20 barrios de una de las zonas con mayor riesgo de deslizamientos en la temporada invernal.


vias-soacha-1.jpg

Entre los barrios beneficiados se encuentran, El Oasis, El Arroyo, La Unión, El Progreso, Santo Domingo, Corintos, El Paraíso, Luis Carlos Galán I, II y III sector, Villa mercedes, Julio Rincón I y III sector, Villa Mercedes sector La Meseta, Minuto de Dios, Casa Loma, Balcanes, La Capilla parte alta, Terranova, Villa Sandra, Carlos Pizarro, La Isla, El Barreno, Quintanares en el sector de la Zona Industrial, y, San Rafael parte alta y baja.

El trabajo se adelantó gracias a una alianza establecida entre la Alcaldía de Soacha y la Gobernación de Cundinamarca, que dispuso de la maquinaria especializada bajo la coordinación técnica de la Dirección de Equipamiento y Valorización de la Administración Municipal.

De esta manera, se logró la rehabilitación y mantenimiento en afirmado de las vías principales de una de las comunas con mayor amenaza de riesgo de remoción en masa y deslizamiento de tierra en temporada invernal, que además tiene un gran número de viviendas informales y provisionales que fueron construidas sin cumplir con las condiciones estructurales adecuadas.

“Dentro de los planes de intervención a las vías de la ciudad, se está dando prioridad a los sectores que en temporadas de lluvia sufren deslizamientos y daños graves debido al desplazamiento de material sólido. Uno de los mayores retos que se debe enfrentar en coordinación con la comunidad es la construcción de canaletas garantizando que la evacuación de aguas pluviales en la comuna cuatro sea eficiente y mitigue los riesgos de remoción de masa”, dijo el alcalde.

Entre tanto, Simón Céspedes, presidente de la Asociación de Juntas (Asojuntas) de la comuna cuatro, aseguró: “Por cerca de 20 años, los más de 109 mil habitantes que residimos en la comuna cuatro debimos soportar vivir entre el lodo de las vías, el deslizamiento de tierra, la contaminación y el peligro que ocasionaba tanto a vehículos públicos y privados, además del desplazamiento de los habitantes de un sector a otro”.