Gobernador liderará de forma directa el proceso de monitoreo y seguimiento desde la sala de control del departamento.


Un trabajo interinstitucional adelanta el gobernador, Jorge Rey, desde la Secretaría de Movilidad y el ICCU, junto al Ministerio de Transporte, la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía, el Invías, la ANI, los representantes de las concesiones y los organismos de socorro, donde se garantizará un amplio despliegue en los diferentes corredores viales del departamento, permitiendo así, óptimas condiciones para el ingreso y salida ágil de los viajeros durante su paso por el territorio cundinamarqués.

“Estamos empeñados en brindar las condiciones de seguridad y movilidad necesarias para garantizar el retorno o salida del departamento de miles de turistas. Es por tal motivo que hemos dispuesto cerca de 1.200 unidades de policía para regular y facilitar la movilidad; reversibles desde las 12 m. del lunes 9 de enero; los principales peajes contarán con 312 “cangureras” para agilizar los pagos y se dispondrá de 23 ambulancias, 35 carros-taller, 37 grúas, maquinaria amarilla y operarios en las carreteras”, señaló el gobernador Rey Ángel.

Reversibles desde las 12 m. del lunes 9 de enero

Bogotá-Fusagasugá-Girardot; Bogotá-Villavicencio; Bogotá-Barbosa; Bogotá-Tunja; Bogotá-Villeta y, en especial, en coordinación con la Policía de Carreteras, el tramo Villeta-Guaduas.

Fuente: Hsbnoticias.com