El centro asistencial también presta el servicio médico a los habitantes de poblaciones vecinas.


Por una decisión de la Gobernación de Cundinamarca un centro asistencial, ubicado en el municipio de la Calera, Cundinamarca, dejó de prestar el servicio de salud.

Son unos 11.000 usuarios de Cafesalud y 160 empleados los que sufren las consecuencias del cierre de la clínica.

Las autoridades de salud del municipio afirmaron que el centro médico no tenía la dotación necesaria para poder prestar el servicio.

«Prometieron reubicarnos a todos, nos aseguraron que seguiríamos con nuestra estabilidad laboral, sin embargo, hasta el momento no tenemos sitio de reubicación» indicó el médico Rosales, que atiende a los pacientes del centro asistencial.

Dentro de la clinica todavía se encuentran cuatro pacientes crónicos, que por la complejidad de su diagnostico no pueden estar en sus casas.

«A la clínica la desmantelaron de todas las cosas que son necesarias para la prestación del servicio médico» añadió Rosales.

La esposa de uno de los pacientes, que se encuentran internos, se quejó de la problemática.

«Llevo 8 meses en esta situación, tengo tutelas y desacatos para una cama y una enfermera» señaló María Teresa Costas.

El centro médico también presta atención a los habitantes de municipios vecinos.

Fuente: Noticiasrcn.com