La Secretaría de Ambiente de Bogotá busca poner el tatequieto a los grandes contaminadores de la capital y hasta hoy ya van 21 sanciones contra empresas, universidades, colegios, y estaciones de servicio de la ciudad.


“Mano dura contra quienes contaminan los cuerpos de agua de Bogotá’. Esa ha sido la consigna del alcalde Enrique Peñalosa frente a empresas, universidades, colegios y estaciones de servicio que atentan contra el medioambiente y el ecosistema de la ciudad, aseguró el secretario de Ambiente Francisco Cruz.

Dijo que de enero a septiembre de este año, en Bogotá ya se reportan 21 sanciones en contra de compañías que hacen procesos industriales propios de su actividad económica sin tener en cuenta los perjuicios que le causan a los humedales y los ríos.

La Secretaría de Ambiente aumentó los controles en este sentido y ha adelantado procesos de sellamiento contra instituciones y entidades que han contaminado los ríos Tunjuelo, Fucha, Arzobispo y Salitre y humedales como Torca, Guaymaral, Córdoba y Jaboque.

Las empresas, colegios y universidades que fueron sorprendidas contaminando cuerpos de agua en la ciudad podrían pagar multas de hasta 3.500 millones de pesos cada una.

Sin embargo, todavía se encuentran en procesos jurídicos y aún se desconoce el monto exacto de las sanciones a las que se podrían enfrentar.

Una de las sanciones que causó mayor repudio entre la ciudadanía fue la contaminación a los humedales Torca y Guaymaral por parte de la empresa Empresa F.M.L Ingenieros y Cía Ltda. y de los colegios Gimnasio Campestre La Sallete, Richmond, Gimnasio Pepa Castro y Emilio Valenzuela, ubicados en el norte de Bogotá.

En este caso, la Secretaría de Ambiente suspendió los vertimientos de agua residuales porque estaban afectando dichos humedales con líquidos que contenían grasas, detergentes y materiales orgánicos.

Esta afectación ambiental no fue la única a la que se vieron expuestos los humedales Torca y Guaymaral.

El Centro Comercial Bima, Multiparque, La Margarita del Ocho y la Escuela Colombiana de Ingeniería fueron sancionados al poner en riesgo la fauna y flora de estas reservas naturales luego de que la Secretaría constatara que se estaban descargando aguas y residuos a estos ecosistemas.

Las universidades Externado, Javeriana y Central se vieron expuestas a sanciones debido a obras que no cumplían con los mínimos requisitos ambientales y, por ende, estaban afectando quebradas en los cerros orientales y los ríos Arzobispo y Salitre.

En los operativos se pudo constatar que las gasolineras Las Palmas (carrera 68 #13-87), Terpel Américas (carrera 6 # 68-78), Servitrans (calle 63 sur #80-22), Tintalito (carrera 86 # 40B-69sur), Timiza (carrera 73 #36ª -55 sur) y La 24 (carrera 24 #5B-40) no estaban cumpliendo con las normas ambientales ni con los requisitos exigidos para la operación adecuada en el almacenamiento y distribución de combustible en la ciudad.

La Secretaría de Ambiente continuará adelantando operativos de control sobre las empresas o personas que afecten los recursos ambientales de la ciudad, advirtió Cruz.

Fuente: Eldiariobogotano.com