350 uniformados se tomaron anoche 15 puntos críticos de la ciudad de Soacha, en un operativo que dejó 14 capturados, cuatro de ellos por porte ilegal de armas.


Los uniformados estuvieron acompañados de policía judicial con el fin de legalizar las capturas.

El comandante de la Policía Cundinamarca, coronel Fabio Castañeda, dijo que además de los capturados, se decomisaron 800 kilos de pólvora que estaban listos para distribuir, como culebrillas, voladores, chispitas, totes y mechas.

La presencia de los uniformados se hizo en 15 puntos del Centro, San Mateo, León XIII, Compartir y Altos de Cazuca, en donde se revisaron 235 establecimientos de comercio y se hicieron requisas a cerca de 1.100 personas.

El operativo inició hacia las 9:00 p.m y concluyó sobre las 2: a.m, arrojando resultados positivos para la seguridad de la ciudad. Se decomisaron 216 armas blancas, cuatro de fuego, 987 CD’s, 850 grms de marihuana, 167 grms de basuco y 18 menores fueron trasladados al I.C.B.F. por infringir el toque de queda.

Para las autoridades el golpe más fuerte lo recibieron los distribuidores de pólvora ya que dentro de los 800 kilos incautados, se encontraron 1.500 voladores.

Así mismo el gobernador del departamento Andrés González dijo que en Cundinamarcca está prohibida la venta y distribución de pólvora en las zonas urbanas, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía para que se abstenga de comprar cualquier elemento detonante que amenace la seguridad de las familias, especialmente de los menores.