Hace  20 años la levantadora de pesas, María Isabel Urrutia, cambió la historia del deporte colombiano al conseguir la primera presea dorada en unos Juegos Olímpicos. Un 20 de septiembre del año 2000, la vallecaucana se subía a lo más alto del podio en unas justas. “Veinte años de nostalgia, pero también de alegría por haber cambiado el deporte en Colombia”.

La medallista  recordó aquel día donde alcanzó la gloria máxima para una deportista de dicha magnitud. “Estaba encerrada en la parte médica porque me estaban haciendo la prueba antidoping. El único que sabía que era lo que pasaba era mi entrenador”, dijo la pesista.

Cabe recordar que María Isabel Urrutia alcanzó el oro en los 75 kilogramos, luego que levantara una marca de 110 kilogramos en el arranque y de 135 en el envión, igualando con la nigeriana Ruth Ogbeifo, tras levantar 245 kilogramos en total. Así las cosas, la medalla de oro se definía por la deportista que tuviera menos peso corporal. Allí fue donde la colombiano sacó ventaja y se llevó el primer lugar.

Luego del oro alcanzando en los Juegos Olímpicos de Sidney en el 2000, el deporte colombiano tuvo un giro estructural en cuanto a la formación y preparación de sus atletas, marcando el futuro exitoso que dio sus frutos en Londres 2012 y Río 2016, donde la delegación cafetera terminó siendo una de las grandes sensaciones por los logros alcanzados.

Fuente: Antena  dos