En medio de las investigaciones que buscan esclarecer lo ocurrido el 4 de septiembre de 2020, cuando murieron ocho jóvenes en el incendio del CAI de San Mateo, la Procuraduría General de la Nación llamó a declarar a 29 personas. Las audiencias a este grupo se realizarán durante marzo y se busca establecer si hubo negligencia al momento de evitar la tragedia.

Entre los citados hay miembros de la Policía Nacional, funcionarios del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y civiles. Otro de los convocados, que se considera clave en el proceso, es Diego Cancino, concejal de Bogotá por el Partido Alianza Verde. Este funcionario público fue llamado a testificar ya que en noviembre del año pasado se encargó de denunciar el hecho y, desde entonces, ha recopilado información, principalmente material audiovisual, que es clave en las investigaciones.

Dependiendo de sus declaraciones, los miembros de la fuerza pública podrían ser imputados posteriormente por delitos de homicidio y lesiones con perturbación funcional. Las citaciones fueron entregadas por el procurador delegado para la Fuerza Pública y la Policía Judicial, Herman Rincón Cuéllar. Este es el orden:

4 de Marzo

Serán escuchados cinco miembros de la Policía: los patrulleros Alexis Saldaña Navarro, Víctor Alfonso Enciso Suárez y Edison Garnica Olivar; y el auxiliar de la Policía, Edward Leonardo León. También deberá declarar Darley Silva Ramos, doctora de Medicina Legal.

15 de marzo

Testificarán los patrulleros de la Policía : Juan Manuel Rojas Jiménez, Jairo Alberto Tique Loaiza, Iván Antonio Hernández García y Hans Leyva. Además, se presentará el auxiliar Juan Andrés Hinestroza Casallas.

16 de marzo

Será el turno del mayor Óscar Flórez Perdomo y el patrullero Jorge Eliécer Suárez.

18 de marzo

Declararan miembros de la sociedad civil: Nelson Gómez Tovar, Lidia Fabiola Cárdenas, Leonidas Guzmán Urrea y Elizabeth Salazar Hernández. En la mañana de ese día, también fue citado el concejal Cancino.

19 de marzo

Es el turno de los patrulleros Jhon Robles Gualanday y Yesid Conde Yara; el comandante de Policía de Cundinamarca, coronel César Ovidio Castro, y el teniente coronel Leonardo Mejía.

23 de marzo

Testificarán los patrulleros Harold Rincón y Gabriel Ruiz Moreno. También asistirá un perito químico de Medicina Legal, es decir, un funcionario del instituto que se encargará de explicar al juez que lleva el caso las propiedades y transformaciones de la materia que se hallaron en los cuerpos de las víctimas.

Cabe recordar que, este mismo caso también está siendo investigado por la Fiscalía General de la Nación. Justo el 19 de febrero, la entidad ordenó medida de aseguramiento domiciliaria para la subteniente Aleida del Pilar González y los patrulleros Jorge Eliécer Suárez Orduz y Gabriel Ruiz Moreno. Los tres fueron imputados por los cargos por homicidio agravado y tentativa de homicidio.

Ante el señalamiento, los judicializados se declararon inocentes. Esto sucedió a pesar de que la fiscal encargada del caso presentó videos en los que se observa la desesperación de los internos que piden ayuda para salir de sus celdas. La funcionaria señaló que, “ellos pudieron evitar ese resultado (la muerte de los detenidos), tenían la posibilidad de actuar, pero no lo hicieron”.

Incluso, una de las hipótesis es que el incendio fue planeado. Según investigadores, en la escena de los hechos, que ahora se convertiría, según los testimonios, en la escena de un crimen, se encontraron rastros de gasolina, lo que habría desatado la propagación masiva del fuego.

Fuente:Infobae