Las familias residentes en la urbanización Sabana Ciprés, ubicada en la comuna seis del municipio, denuncian incumplimiento del contrato por parte de la constructora M&H Ingenieros, encargada de la realización del proyecto. Los habitantes aseguran que la empresa se comprometió a pagar el servicio de agua hasta que cumpliera los parámetros establecidos en el proyecto, pero el representante de la firma dijo que la constructora no tiene capacidad económica para hacer el pago.


Desde hace tres años aproximadamente la firma M&H Ingenieros empezó a hacer la entrega de los apartamentos del proyecto Sabana Ciprés a 350 familias que mediante préstamos y subsidios buscaron la forma de obtener vivienda, dejando paga la totalidad del costo de los apartamentos a la empresa constructora con la expectativa de recibir un proyecto urbanístico acabado que les ofrecería todo lo necesario para vivir cómodamente.

José Aldana, presidente del Consejo de Sabana Ciprés, se refirió a la situación que aqueja a las familias habitantes de la urbanización.

“Adquirí mi vivienda por medio de la Caja promotora de vivienda militar y me asignaron un apartamento en Sabana Ciprés. Sin embargo hubo una observación en el compromiso que compré, esta especificaba que en un plazo de 90 días la constructora terminaría lo que hacía falta en materia de servicios públicos, pero a pesar de ello M&H ingenieros no ha cumplido con nada de lo pactado hace más de tres años.

En la actualidad no hemos podido avanzar con ninguno de los procesos, puesto que a la urbanización le hace falta el alcantarillado, el pavimento en los alrededores del proyecto, tampoco tenemos unos parques que habían prometido, ni iluminación pública, y sumado a ello los apartamentos han presentado problemas a nivel general, como en redes eléctricas y de gas”, detalló el presidente del Consejo de administración.

En vista de la compleja situación y ante la evidente falta de compromiso por parte de la empresa constructora, hace varios meses la comunidad decidió taponar la autopista sur con el objetivo de encontrar los medios para ser escuchados. Debido a la actuación de los residentes, en el conjunto se efectuó una reunión con el alcalde municipal Juan Carlos Nemocón, el secretario de Gobierno y el Director de servicios públicos, con la expectativa de generar soluciones prontas para la comunidad afectada.

Tras la reunión, la constructora pactó con la administración municipal y ante la dirección de servicios públicos que efectuaría el pago del servicio del agua de todos los residentes de la urbanización hasta que M&H Ingenieros culminara todos los proyectos con los que vendió los apartamentos a las familias, priorizando la instalación del sistema de alcantarillado.

Hasta el último pago del servicio la empresa había estado pendiente de cumplir con la responsabilidad de cancelar, sin embargo los residentes reiteran que en ningún momento se dio continuidad a la culminación de los proyectos.

Ahora la preocupación de los residentes es que mediante su representante, el arquitecto Yulman Navarro, la empresa les hizo saber apenas un día antes de vencerse el plazo de pago del recibo del agua, que no se responsabilizaría por el pago del servicio, puesto que en esta ocasión se percató de gastos de agua de más de 57cm cúbicos del preciado líquido, argumentando que la firma no tiene la capacidad económica para cancelar el costo total de los 350 recibos.

Ante la situación, la comunidad optó por realizar una reunión con el arquitecto representante de M&H Ingenieros para reiterarle su compromiso y la obligación de cumplir con los acuerdos pactados ante la administración municipal. Durante la reunión el representante les respondió:

“En este momento la empresa no cuenta con la solvencia económica para cancelar los recibos del agua, por ese motivo, solo en esta ocasión les pediremos que nos ayuden con el pago del servicio”, reiteró Navarro a la comunidad.

La comunidad, consiente de la situación y argumentando que ellos ya habían pagado la totalidad del proyecto, no aceptó el incumplimiento de la firma, ya que de acuerdo con lo planteado durante la reunión, si ellos llegaran a aceptar la propuesta del arquitecto, sería el primer paso para que la constructora se desentendiera por completo y finalmente los deje sin nada de lo prometido.

Para finalizar, el presidente del Consejo de administración, advirtió:

“Si durante tres años la situación ha sido la misma, sabemos que no cambiará y que la constructora finalmente no cumplirá; siendo así nos remitiremos a las instancias necesarias, inicialmente trataremos de llevar el debido proceso ante la administración municipal y si no hay resultado alguno, por cada familia radicaremos un derecho de petición ante la Procuraduría General de la Nación denunciando a la entidad constructora para que finalmente haya el debido seguimiento y acompañamiento con el fin de que cumpla o sea sancionada de acuerdo a lo requerido por la situación”, concluyó el residente de Sabana Ciprés.