Niños y jóvenes del colegio Dios es Amor ubicado en la comuna cuatro del municipio de Soacha, culminaron su proceso formativo en un programa educativo de prevención de consumo de drogas.


A través de charlas, conferencias, juegos y diferentes estrategias programadas por el grupo de Prevención y Educación de la Policía de Soacha se inició el proceso de graduación de los cerca de 23 mil estudiantes que han participado en el programa DARE.

La entrega de certificaciones de este primer grupo de graduandos estuvo enmarcada en un acto simbólico en donde los estudiantes tenían preparadas declamaciones y reconocimientos a los uniformados que hicieron parte del proceso.

“A través del grupo de Prevención y Educación Ciudadana de la Policía de Soacha y la administración municipal hemos implementado el programa DARE. Nos sentimos muy felices de poder graduar 350 niños en este programa que busca prevenir el uso y abuso de drogas y la violencia. Es para Policía un hecho muy significativo ya que el día de mañana estos niños tendrán herramientas para decir No a las drogas. Se espera llevar el programa a otras instituciones educativas para que así el programa llegue a todos los colegios del municipio”, expresó el Teniente Coronel Gustavo Berdugo, Comandante de la Policía de Soacha.

De la misma manera, el Subintendente William Ibáñez, encargado del grupo de Prevención y Educación de la Policía de Soacha, expresó:

“Estamos llevando un mensaje a nuestros jóvenes, a las futuras generaciones para que ellos conozcan las consecuencias de estar vinculados con las drogas a nivel personal e incluso judicial. La recepción del programa fue muy positiva y ha sido de gran impacto en el municipio”.

Ibañez explicó que los uniformados fueron los encargados de dictar las capacitaciones que fueron planeadas acorde a los diferentes cursos y realidades de cada edad, es importane anotar que padres de familia también participaron en estas actividades. Frente a esto Viviana Pardo, estudiante de grado undécimo manifestó:

“Esto fue muy importante para nosotros, nos enseñó a ser buenos ciudadanos, a no consumir drogas ni alcohol y que debemos hacer las cosas legalmente. Las clases fueron muy dinámicas y entretenidas”.

El éxito del programa fue claro, al respecto Lilia Rosero Benavides, Rectora de la Institución expresó: “El programa fortaleció nuestro proceso formativo pues aquí nos preocupamos por el desarrollo integral de nuestros niños y la educación en valores y con estas enseñanzas se está forjando el carácter para que los niños sepan decir no a las cosas que les hacen daño”.

Finalmente, el secretario de Gobierno del municipio de Soacha, Giovanny Ramírez concluyó:

Las semillas dan fruto, arrancamos un proceso con el objetivo de capacitar a 23 mil jóvenes en temas de prevención de drogodependencia, empezamos hoy una serie de rondas para graduar a jóvenes de otras entidades. La estrategia antidrogas del municipio se basa en dos pilares, el primero, reducción de la oferta pues en lo que va del año 39 bandas de microtraficantes se han desarticulado, y el segundo pilar es reducir la demanda en este programa pedagógico que se ha fortalecido.