En un operativo interinstitucional realizado en locales comerciales del Centro de Bogotá, se hallaron elementos presuntamente robados. Los establecimientos que se vinculan a estas ventas ilegales fueron sellados.

El operativo se adelantó en la calle 13 con Avenida Caracas con el apoyo de la Alcaldía de Los Mártires, Policía Metropolitana de Bogotá, Migración Colombia y las secretarías de Seguridad y Gobierno.

Se recuperaron 96 celulares, fueron sellados siete establecimientos comerciales y se decomisaron 15 armas traumáticas.

En el sector ya se han realizado seis procesos de extinción de dominio por la reiterada venta o comercialización de artículos robados.

Precisamente en esa zona de la ciudad ya ha habido seis procesos de extinción de dominio de establecimientos que de manera reiterada permiten la venta o comercializan artículos robados.

“Todos los eslabones de la cadena criminal en cualquiera de los delitos que esté afectando a los ciudadanos en Bogotá están siendo perseguidos, están siendo investigados y van a ser debidamente judicializados”, manifestó el secretario Distrital de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto.

Asimismo, 15 armas traumáticas fueron decomisadas. Al respecto, el secretario de Seguridad manifestó que con la firma por parte del Gobierno Nacional del Decreto que regula la comercialización de estas armas  “finalmente tenemos una herramienta que nos permite hacer más controles en calle, una trazabilidad mucho más expedita en materia de este tipo de elementos que están siendo utilizados para cometer delitos, para intimidar a las víctimas de hurtos, para generar lesiones personales y que hemos identificado que muchas veces estos elementos son modificados convirtiéndolos en altamente peligrosos, incluso letales”.

En el mes de octubre de 2021 se presentaron 4.473 hurtos a celulares; 605 casos menos que el mismo mes de 2019, lo que representa una reducción del 12 % y 373 casos menos que en 2020 con una disminución del 8 %. Esto gracias al trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación y la Policía Metropolitana de Bogotá.

Desde la Alcaldía Mayor de Bogotá se hace el llamado a toda la ciudadanía a no comprar celulares, elementos tecnológicos, bicicletas o repuestos de dudosa procedencia, esto alimenta la demanda y por ende la cadena del delito.