Las 10 capturas se hicieron efectivas en Pasto (Nariño), Sibaté y Villeta (Cundinamarca).

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías envió a prisión, con medida de aseguramiento, a 7 de los 10 presuntos integrantes de una organización criminal dedicada a la venta y transporte de estupefacientes en los municipios cundinamarqueses de Soacha y Sibaté.

Las otras tres personas fueron aseguradas en su lugar de residencia tras aportar certificados médicos que indican que padecen de problemas respiratorios y ser padres cabeza de familia.

Por su parte, la Seccional de Fiscalías de Cundinamarca logró identificarlos mediante imágenes obtenidas en sitios estratégicos y gracias al trabajo de agentes encubiertos que se infiltraron en la organización para establecer el rol de cada uno de sus miembros.

En las audiencias concentradas el ente acusador imputó los delitos de concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, en contra de:

1.   Yuber Alonso González Párraga, alias Yuber

2.   Andrés Camilo Flórez Pinto, alias Pinto

3.   Steven David Ubaque Cifuentes, alias Ubaque

4.   William Vargas Guerrero, alias Millos

5.   José Alfredo Miranda Salamanca, alias Chepe

6.   Pedro José Jaimes Contreras, alias Chulo

7.   María Camila Luengas Correa, alias Mona

8.   Sergio Andrés Parra Núñez, alias Diablito

9.   Óscar Alberto Caballero Gil, alias Antanas

10. Daniel Eduardo Hernández Martínez

El fiscal adscrito a la Unidad de Estructura de Apoyo (EDA), a cargo del proceso, reveló que estas personas, al parecer, se habían especializado en la venta de estupefacientes en entornos escolares y su organización se expandió en los últimos meses, siendo denunciados por los padres de familia.