Un juez envió a la cárcel al ciudadano venezolano Anderson de Jesús Romero Ugueto como presunto asesino del patrullero Sabogal. La Fiscalía le imputó cuatro delitos.

Romero Ugueto fue capturado en flagrancia luego de que el pasado miércoles disparara a dos policías en medio de una requisa en la localidad Antonio Nariño de Bogotá; posteriormente uno de los uniformados falleció.

Tras el hecho, personas del común y uniformados persiguieron al atacante, quien al verse atrapado tiró al piso el revólver que portaba. De inmediato fue capturado.  

Puede recordar: Dos policías heridos en medio de otra balacera en Bogotá

El fiscal del caso dijo que la captura del ciudadano venezolano se produjo en flagrancia y que al momento de su detención portaba un revolver calibre 38 con el que le habría disparado a los uniformados.

La Fiscalía reveló que la investigación adelantada hasta el momento demuestra que las personas involucradas en el hecho son cuatro, entre colombianos y venezolanos.

El ente investigador señaló en la audiencia que Romero Ugueto en su huida agredió a un domiciliario a quién le hurtó la bicicleta para poder escapar de la zona, y le disparó en una pierna a un taxista que ayudó en la persecución.

El capturado no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía: homicidio agravado, tentativa de homicidio, fabricación tráfico y porte de armas de fuego y hurto calificado y agravado. Sin embargo, fue enviado a la Cárcel Nacional Modelo.