A partir de las 7:05 a.m. comenzaron a elevarse uno a uno 37 de los 43 globos que se habían programado para volar por el cielo de la capital como regalo de la Alcaldía Mayor en el Bicentenario de la independencia de Colombia.


Aunque muy temprano las condiciones climáticas no favorecieron a los pilotos de los globos aerostáticos, poco a poco el cielo se fue despejando y la velocidad del viento fue mejorando.

Centenares de personas llegaron al parque Simón Bolívar para presenciar el espectáculo que se prolongó por más de dos horas. «El viento estuvo muy caprichoso. A las seis de la mañana el evento estaba prácticamente cancelado porque los globos podrían dirigirse hacia los cerros, pero luego, contra todos los pronósticos, el viento comenzó a soplar hacia el occidente», dijo el secretario general de la Alcaldía Mayor, Yuri Chillán.periodismopublico-23.jpg

Los globos aterrizaron en distintos sitios como el aeropuerto El Dorado, Ciudad Bolívar y en los municipios de Funza y Villeta. «Por fortuna todo nos funcionó, todos los pilotos aterrizaron muy bien y la gente en Bogotá pudo disfrutar de un espectáculo único, multicolor y diverso», puntualizó Chillán, encargado de la organización del evento.

Cerca de cien vuelos comerciales fueron reprogramados oportunamente por la Aeronáutica Civil para permitir el evento, organizado por la Alcaldía Mayor de Bogotá como preámbulo de la celebración del 20 de julio.

Periodistas, patrocinadores, la Primera Dama de la Nación Lina Moreno de Uribe, ni el propio alcalde Samuel Moreno, pudieron ascender a los globos como se tenía previsto, por motivos de seguridad relacionados con las condiciones del clima.

Las aeronaves fueron pilotiadas por expertos que llegaron de Estados Unidos, Brasil, México, España e Inglaterra, tienen más de 10 años de experiencia en ese tipo de vuelos dentro y fuera de sus países de origen.

Técnicamente los globos fueron dotados con dos tanques, cada uno lleno con 30 litros de gas propano. Casi todos llevaron un tercer tanque, por si se presentaba una emergencia.