Esta fue una de las mayores inquietudes transmitidas ayer en la reunión convocada por la Dirección de Participación Comunitaria y a la que asistieron los presidentes de las Asociaciones de Juntas de las comunas y corregimientos del municipio.


motos-1.jpg

Según William Moncada, director de Participación Comunitaria de la Alcaldía de Soacha, el primer objetivo fue hacer un repaso al Conpes 3661 que busca fortalecer a las Juntas de Acción Comunal y mostrarle a los comunales qué está haciendo la Dirección y el mismo gobierno para fortalecer el trabajo de los comunales.

“Así mismo los invitamos a que como Asojuntas nos ayuden a reforzar el trabajo de elección de Juntas de Acción Comunal y a que participen en la construcción del Plan de Desarrollo, a que inviten a sus comunidades a involucrarse en las mesas de trabajo en cada una de las comunas, así como socializarles el tema de construcción de la política pública de la Acción Comunal que se va a iniciar a mediados de febrero, y esperamos que para mediados de marzo tengamos una política pública comunal construida por ellos mismos”, explicó el Dr. Moncada.

Pero al interior de los comunales hay escepticismo frente a muchos temas, no tanto por lo que se haya hecho recientemente, sino porque la historia dice que las diferentes administraciones no se han preocupado por apoyar a las Juntas de Acción Comunal.

“Hay escepticismo, el comunal que ya tiene experiencia muchas veces va a las convocatorias sólo por llenar el requisito. Y para el caso de la gente nueva, en la medida que sus líderes de trayectoria, algunos de los cuales inclusive se están cansando y alejando, en vez de motivarlos los están es desanimando; la verdad personalmente estoy preocupado por el proceso de abril, dado que no veo sangre nueva que quiera renovar la Acción comunal del municipio”, aseguró Carlos Varela, presidente de Asojuntas comuna seis.

El líder comunal afirmó que el nuevo gobierno está lleno de buenas intenciones y que en esa medida quieren apoyar la iniciativa, acompañarlo y apostarle a que las cosas salgan bien para beneficio de las comunidades.

Sin embargo fue claro en que el problema de los comunales es de motivación y de recursos económicos. “De ahí nace que en la comuna seis tengamos tres empresas productivas que le han hecho oferta al respectivo gobierno y desafortunadamente hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta para ver si esto sirve como un plan piloto para la acción comunal de Soacha”, agregó.

Pero para el concejal Dagoberto Durán, representante de los comunales en el cabildo, el problema también es de las mismas juntas y sus miembros.

“Lo que los comunales han estado percibiendo en los últimos días es una prevención con la oficina de Participación Comunitaria porque el ejercicio que se hizo en años pasados es que la organización comunal eligiera el representante de esta oficina. Sin embargo, lo que percibo es que antes de la persona que dirija esos destinos de controlar y vigilar las actuaciones de las Asociaciones comunales, hay que decir que las organizaciones se han quedado rezagadas y no han sumido su rol, porque es una organización que se autorregula. Las Asojuntas se han quedado rezagadas en las convocatorias para capacitar, orientar y fortalecer a las Asociaciones de primer grado, que son las Juntas de Acción Comunal de las Veredas y los barrios, entonces el llamado como Federación es a que cada Asociación de Juntas, que es el organismo de segundo grado, asuma su rol, sus funciones y su responsabilidad sin pensar qué debe hacer o no la Dirección de Participación Comunitaria, porque, repito, es una organización que se autorregula, tiene total autonomía”, concluyó Durán.