En agosto de 2018, residentes de los conjuntos residenciales Tejares y La Ilusión de Hogares Soacha, y de los  barrios Danubio y Tabacal, denunciaron el daño a la salud que podría traerles la subestación eléctrica de Enel-Codensa, que comenzaba a construirse en este sector de la comuna dos.

Ver: Habitantes de un sector de Soacha se oponen a construcción de subestación eléctrica

Pero de nada valieron las denuncias ante los medios de comunicación y los derechos de petición radicados en la Alcaldía de Soacha y la CAR, porque en la mañana de este miércoles se puso en funcionamiento la polémica subestación.

Para leer: Codensa insiste en construir subestación eléctrica en medio de cientos de viviendas en Soacha

Dice Enel-Codensa que luego de un año y medio de construcción, la nueva subestación Compartir, ubicada en el barrio Tabacal de Soacha (Cundinamarca), inició operación con el objetivo de atender la creciente demanda de energía de este municipio, y de las localidades de Bosa y Ciudad Bolívar en Bogotá.

Según Enel, más de 300.000 habitantes, incluyendo los clientes industriales y comerciales, ya se están beneficiando de esta subestación, la cual cuenta con una capacidad instalada de 80 millones de voltiamperios (MVA), que será distribuida a través de 20 circuitos de media tensión.

La subestación Compartir, que empezó a construirse en septiembre de 2018, requirió una inversión total de $37.000 millones de pesos y la participación de más de 110 trabajadores, donde el 70% de la mano de obra utilizada fueron personas de la zona de influencia directa del proyecto.

 “La puesta en funcionamiento de la Subestación Compartir da cuenta de nuestro compromiso con el plan de expansión de subestaciones de alta tensión que nos hemos trazado, cuyo objetivo es fortalecer la infraestructura eléctrica, atender la creciente demanda de energía requerida para el desarrollo económico e industrial del centro del país, y mejorar los niveles de confiabilidad, estabilidad, seguridad y calidad del servicio en Bogotá y Cundinamarca”, finalizó  Francesco Bertoli, gerente de Enel-Codensa.