La Secretaría de Ambiente encontró 2 toneladas y media de residuos hospitalarios dispuestos de forma ilegal en un botadero de basura clandestino en el sur de la ciudad.


Desde hace varias semanas la Secretaría Distrital de Ambiente investiga irregularidades en la disposición de residuos hospitalarios. El primer indicio es que las cifras de material recolectado y dispuesto que presentan las empresas operadoras no concuerdan. Un ejemplo es el del material Bio – Sanitario: donde se reportaron recolectadas 6 mil toneladas y al final del proceso fueron registradas como tratadas 7 mil toneladas.

El hallazgo de 2.5 toneladas de residuos hospitalarios confirma la fuga en la cadena de este servicio que pone en riesgo la salubridad de los ciudadanos. En el sitio se encontraron jeringas, medicamentos y envases de fluidos, entre otro material infeccioso y químico. El botadero clandestino de basura está ubicado en Patio Bonito, en medio de un área de invasión sobre la Zona de Preservación y Manejo Ambiental del río Bogotá.

Se presume que como consecuencia de estos hechos denunciados habría no sólo responsabilidades por ser un botadero clandestino, sino también por el tráfico ilegal de residuos peligrosos. Las autoridades ambientales le solicitarán a la Fiscalía General que investigue minuciosamente.

Es la primera vez que la Secretaría de Ambiente detecta una cantidad como esta de residuos en un lugar inadecuado y además que en el sitio se realizará disposición final de los mismos mediante proceso de incineración a cielo abierto.

En Bogotá mensualmente se disponen legalmente, 916 toneladas de residuos hospitalarios infecciosos.