Seis reuniones tuvo hoy el alcalde de Soacha en donde explicó las razones del incremento en el avalúo y el impuesto predial. En una de ellas salió abucheado y escoltado.

Inicialmente estuvo en la escuela Panamericana y desde ese momento los ánimos se pusieron calientes por el gran inconformismo de la comunidad. Todos pedían explicación por qué el incremento exagerado del avalúo de los predios y de hasta el 1.000% en el impuesto predial.

Yo pagué el año pasado 80 mil pesos y ahorita me llegó por 650 mil pesos”, explicó el propietario de una vivienda en el Altico. Pero los reclamos eran reiterativos y todos pedían una explicación lógica del exagerado aumento.

La constante se mantuvo en todas las reuniones: Escuela Panamericana, Cien Familias, Parques del Sol, 12 de Marzo y Porvenir, pero fue en el barrio Santa Elena donde la comunidad explotó y se fue lanza en ristre contra el alcalde Juan Carlos Saldarriaga. Allí fue interrumpido, abucheado, incluso se lanzaron algunas piedras, por lo que el mandatario le tocó abandonar el sitio.

Pero la explicación que dio el alcalde en todos los encuentros fue que él está aplicando la ley, teniendo en cuenta que desde hacía 12 años no se hacía una actualización catastral en Soacha.  

Lo que inicialmente Saldarriaga le dijo a la comunidad es que por ahora no pague la factura, teniendo en cuenta que en el Concejo Municipal está cursando un proyecto para que los contribuyentes tengan un descuento de hasta el 50% y pagos en seis cuotas para el Impuesto Predial vigencia 2021. Igualmente aseguró que los propietarios tienen hasta agosto para cancelar en 6 cuotas mensuales hasta terminar de pagar la totalidad del impuesto de esta vigencia.

También el mandatario explicó cómo se desarrolló la caracterización de los avalúos, a través de la Oficina de Catastro, y dijo que la ciudad no contaba con una actualización catastral desde hace 12 años, lo cual ha impedido la recaudación de los impuestos reales para la inversión.

Pero lo que la comunidad finalmente pide es que se revise el avalúo y el alza exagerada del impuesto. “Es un atropello y un abuso con la gente pobre del municipio, más en esta época donde nuestra economía está por el piso. Creo que el alcalde nos engañó y a costa de los pobres quiere sacar dinero como sea; a mí me tocaría vender la casa para pagar”, concluyó un residente del barrio Ricaurte.

Este jueves continúa el recorrido del alcalde por las comunas tres y cinco del municipio.