Tres delincuentes ingresaron al conjunto sin que nadie se percatara y robaron dos apartamentos. En uno de ellos, una abuela y su nieto fueron amordazados.

 El hecho se registró en Ciudad Verde durante el martes, pero lo más preocupante es que las chapas no fueron violentadas, es decir, los ladrones ingresaron con llaves y ‘revolcaron’ todo lo que había en los inmuebles para llevarse cosas de valor.

En uno de los casos, doña María Quintero y su nieto llegaban como de costumbre, pero con un agravante: encontraron la puerta del apartamento abierta. El primero que ingresó fue el joven de 15 años y cuando vio todo ‘revolcado’ le preguntó a su abuela si sabía qué era eso, ella se dirigió a la alcoba principal y allí estaban los tres delincuentes.

 Los ladrones de inmediato sometieron a las dos personas, las amenazaron y les dijeron que no hicieran nada. “Me dijeron, cállese, no vaya gritar, me taparon la boca con las manos y me hicieron sentar en la cama. Inmediatamente nos amarraron de pies y manos, al niño le pegaron, nos iban a apuñalar, les dije que no lo hicieran, que se llevaran lo que quisieran, pero que no nos hicieran daño”, aseguró la mujer.    

Los tres delincuentes saquearon el apartamento y dejaron a la mujer y su nieto amordazados, y salieron del inmueble.  

Pero el mismo martes ladrones entraron a otro apartamento de Ciudad Verde y robaron objetos de valor. Su propietario llegaba del trabajo y al ingresar se dio cuenta que había sido víctimas de los delincuentes.

Los residentes del conjunto Manzanilla y otros de Ciudad Verde exigieron una explicación porque no entienden cómo entró una banda de delincuentes a saquear los apartamentos cuando hay una portería y un sistema de vigilancia dotado con cámaras de seguridad. Además, resulta dudoso que tres ladrones ingresen con llaves de los inmuebles a robar, y entren al conjunto sin que en portería les digan nada.

Foto: pantallazo video City