En diferentes puntos de Bogotá protestaron propietarios y empleados de discotecas, bares y gastrobares. En Bosa cerraron estaciones de Transmilenio.

Inicialmente las protestas del día martes se concentraron en zonas aledañas a la avenida Primero de Mayo como muestra de rechazo a las nuevas medidas de la Alcaldía de Bogotá que limitan el funcionamiento de los gastrobares, debido a las aglomeraciones que se presentaron el fin de semana en Modelia.

Pero a lo largo del día más personas se fueron sumando a las protestas. Hubo concentraciones en Modelia, avenida Las Américas, Bosa y calle 85 con carrera 15, en este último lugar terminó hacia las 8:00 p.m con enfrentamientos entre manifestantes y miembros de la fuerza pública.

Pasadas las 8:00 p.m. el Escuadrón Móvil Antidisturbios -Esmad- dispersó la protesta con gases lacrimógenos sobre la calle 85 con carrera 15, al norte de la ciudad, hecho que fue rechazado por algunas personas.

“No entiendo si esta tarde el Distrito hablaba de capacitar a 990 miembros del Esmad en DDHH, pero ahora los tienen reprimiendo la protesta de comerciantes de discotecas, bares y gastrobares. Urge una reforma estructural a la Policía que incluya el desmonte del Esmad”, sostuvo la concejal Heidy Sánchez de la Unión Patriótica.

En otro punto donde la situación se complicó fue en Bosa Estación. Allí también intervino el Esmad y fue necesario cerrar algunas estaciones de Transmilenio.

Lo que piden los dueños y trabajadores de bares, discotecas y gastrobares es que se reconsidere la medida dado que sus propietarios aseguran que estos establecimientos están en quiebra, mientras Asobares alerta que un nuevo cierre podría representar la pérdida de 20.000 empleos y el cierre de al menos 2.000 gastrobares.