En la madrugada del domingo, un joven que transitaba a alta velocidad arrolló a una mujer quien en este momento se encuentra con múltiples facturas y con una esperanza de vida del 13%. Familiares exigen a Fiscalía justicia en el proceso.


El día domingo a las 4:30 de la mañana en el sector de Compartir, la señora Mercedes Santana acompañada de una de sus hijas se dirigía a coger el bus para ir al trabajo . En la carrera 14 con calle 18, un Renault Clío que transitaba por el lugar y que al parecer iba a alta velocidad la arrolló, quedando la señora en medio de la pared de una vivienda y el carro, testigos de los hechos indican que el conductor del vehículo no supera los 25 años de edad.

Familiares de la víctima relataron que las autoridades se acercaron, se llamó a la ambulancia y cerca de una hora después de los hechos llegó a recoger a la paciente a quien fue trasladada a la Hospital Cardiovascular, luego del examen médico le encontraron fracturas en fémur, cadera, clavícula y cráneo, la cual le produjo estado de coma. El rostro y abdomen de la paciente también fueron afectados.

Antes de la llegada de las autoridades, testigos de los hechos indicaron que el conductor quería escaparse, sin embargo la comunidad actúo evitando que esto sucediera. Luego del arribo de la Policía, se realizó prueba de alcoholemia la cual resultó positiva en grado dos.

Afirman los familiares de la accidentada que los uniformados también fueron al hospital con el conductor para practicarle exámenes de sangre, los cuales arrojaron presencia de alcohol en el joven quien estuvo en custodia hasta el día lunes cuando se presentó a primer audiencia, en donde se abordó el tema de daños y perjuicios a la vivienda afectada.

“Fuimos a la Fiscalía y no nos quisieron dar ningún dato sobre el conductor, ninguna información para proceder y poner una denuncia al sujeto quien ya está nuevamente en las calles porque según la Fiscalía él no cometió ningún delito. Vemos que el padre del muchacho es una persona con capacidad adquisitiva, nuestro temor es que vimos que sostuvieron una reunión entre el Fiscal, el Juez y los representantes del conductor, encuentro al que no nos permitieron ingreso. No queremos que en esta situación se permita la impunidad, el tráfico de influencias e incluso se evidencie una posible ‘compra’ al juez del caso, no tenemos dinero para pagar un abogado. La casa la pueden arreglar, pero la salud y vida digna de nuestra pariente no”, expresaron los familiares de la mujer que a causa de este accidente está en grave estado de salud y corre el riesgo de tener serias consecuencias a futuro.