El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, manifestó que, tal como de tiempo atrás lo viene advirtiendo, se está generando una especie de efecto dominó, de reacción en cadena, que conducirá el cierre de hospitales y al colapso del sistema de salud.


El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, reiteró su preocupación por la situación de la salud en Colombia, agudizado por la reciente puesta en marcha de la unificación de los POS subsidiado y contributivo.

“He venido advirtiendo sobre lo que se veía venir… aquí se va a generar una especie de reacción en cadena, un efecto dominó que conducirá al cierre de hospitales y al colapso del sistema de salud”, señaló el primer mandatario cundinamarqués.

Según anotó el funcionario, la negativa de algunas EPS’s de prestar servicios al régimen subsidiado, es una voz de alerta. En el caso de Cundinamarca, aclaró, se generaría un déficit de, por lo menos, 20% (aproximadamente $110.000 millones) al unificar los regímenes subsidiado y contributivo.

El mandatario de los cundinamarqueses manifestó que los recursos que antes se utilizaban por parte de la Secretaría de Salud para pagar los eventos no POS, son los mismos recursos que se están trasladando para aumentar la Unidad por Capitación del Régimen Subsidiado y se están descontando a las secretarías de salud municipales.

Igualmente, el gobernador subrayó que la situación es compleja debido a que las Entidades Promotoras de Salud (EPS) cobrarán costos administrativos, los cuales a la fecha no se ejecutan ya que los pagan las secretarías de salud. “Vamos a perder entre 8 y 10% de costos administrativos que los cobran las EPS.

El gobernador Álvaro Cruz considera que la solución definitiva, estructural, legal es nivelar la unidad por capitación del régimen subsidiado con el régimen contributivo “ya que la Unidad por Capitación (UPC) del régimen contributivo que tiene un valor por persona de aproximadamente de 540 mil pesos, para el régimen subsidiado va a tener un valor por persona de 340 mil pesos es decir, hay un déficit de 110 mil pesos por cada persona afiliada al sistema”, puntualizó.