El consejero para las Comunicaciones de la Presidencia, Hassan Nassar, aseguró que la Alcaldía de Bogotá hizo política durante el acto de perdón y reconciliación en medio de las protestas.

Hassan  criticó la silla vacía que estaba en la tarima y que fue marcada con el nombre del presidente Iván Duque, justo antes del discurso de la alcaldesa.

Nassar aseguró  que el jefe de Estado no asistió, pero envió a dos delegados: Nancy Patricia Gutiérrez, consejera presidencial para los derechos humanos y asuntos internacionales, y Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz.

Así se hace politiquería con las víctimas. Ponen el nombre en la silla después de empezar el evento y sabiendo que estaban en representación del Gobierno el Comisionado de Paz y la Consejería de Derechos Humanos. Sin pudor y sin vergüenza Claudia López”, trinó Nassar.

Entre tanto, el consejero presidencial para asuntos económicos y transformación digital, Víctor Muñoz, también se sumó a las críticas:

Cuando el propósito no es la reconciliación sino el show político y la manipulación. En el vídeo se observa cómo ponen nombre en la silla intencionalmente después de haber empezado el evento y estando presente @ComisionadoPaz y @NancyPatricia_G.  ¿Buscando un titular?, ¿un trino?”, escribió en su Twitter.

Fuente: wradio