Ante el vandalismo presentado en los predios adquiridos, el nuevo contrato se ejecutará con la recolección de escombros, limpieza y cerramiento, predio a predio.

La Empresa Metro de Bogotá (EMB) adjudicó el contrato para la demolición, limpieza, cerramiento y mantenimiento de los predios adquiridos para la construcción de las estaciones de la Primera Línea de Metro. El contratista seleccionado es el Consorcio Infraestructura Metro, integrado por Infraestructura Integral S.A.S. y Jamill Alonso Montenegro Calderón.

Como lo tenía previsto, el 12 de mayo de 2021 la EMB inició el proceso de licitación pública para elegir la firma que realizará la demolición de las propiedades por manzanas completas; sin embargo, ante la situación de vandalismo, y en respuesta a las solicitudes de la ciudadanía, la EMB ejecutará el contrato con la recolección de escombros, limpieza y cerramiento, predio a predio. Una vez suscrita el acta de inicio, se iniciarán los trabajos, dándole prioridad a los sectores afectados por situaciones anormales de vandalismo.

El contrato tiene un valor de $22.328.545.311 y se implementará hasta agotar el presupuesto. El contratista recibirá los predios y se encargará de su cerramiento, mantenimiento (limpieza, poda, siembra, tala y fumigación) y vigilancia, hasta que la interventoría y la Empresa Metro de Bogotá entreguen al concesionario Metro Línea 1 SAS los terrenos para las obras del metro, de acuerdo con las fechas establecidas en el contrato de concesión. También se encargará de recuperar los residuos de construcción y demolición (RCD), conforme con las disposiciones de la Secretaría Distrital de Ambiente.

La EMB está atendiendo de manera directa a las comunidades en el territorio, asesorando a los ciudadanos en los temas de adquisición predial y reasentamiento, con el apoyo de la Secretaría de Seguridad, la Policía Nacional, la UAESP y las alcaldías locales, entre otras entidades. “Creemos en la institucionalidad y, con el apoyo de las entidades encargadas de ofrecer seguridad a los ciudadanos, devolveremos la tranquilidad a los habitantes de los barrios afectados”, señaló Leonidas Narváez, gerente general de la Empresa Metro de Bogotá.

Es importante recordar que las personas que se encuentran demoliendo de manera inadecuada y recolectando los materiales de manera irregular, son un grupo de vándalos que están afectando los bienes, no solo de la Empresa Metro de Bogotá, sino del Distrito Capital de Bogotá y de los propietarios privados. En este caso, la Empresa Metro de Bogotá también es víctima de estos hechos generados por el vandalismo”, indicó el ingeniero Narváez.