La Secretaria de Distrital de Gobierno, Clara López Obregón; la Directora General del Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal, IDPAC, Olga Beatriz Gutiérrez Tobar, y el Presidente de la Federación Comunal de Bogotá, Federico Castañeda, entregaron hoy a la Cruz Roja Colombiana más de 44 mil donaciones, entre útiles escolares, ropa, elementos de aseo y de cocina, donados en el marco de la campaña “100 horas por la educación y el futuro de Haití”, que se realizó entre el 3 y el 7 de febrero.


En total se recogieron $102.882.620 millones equivalentes a 44.459 donaciones representadas en 33.934 útiles escolares ($69.361.520 millones); 10.046 materiales de aseo ($25.187.000), 325 piezas de ropa ($5.253.000), 111 pares de zapatos ($2.835.000), 25 juegos didácticos ($191.600) y 18 implementos para comida ($54.500).

Los útiles escolares que más se recogieron fueron 9.028 cuadernos y 5.006 colores, así como acuarelas, pad mouse, plantilla ovales, corrector entre otros; una sola persona entregó 10.000 cepillos dentales y se recibieron 170 camisas, 17 prendas para adultos. Adicionalmente se recibió 111 pares de zapatos. Los implementos de comedor corresponden a teteros, termos y loza para bebé.

Cabe mencionar que 65 salones comunales, 14 Casas de igualdad de oportunidades para las mujeres, el Centro comunitario distrital LGBT y las sedes A y B del IDPAC sirvieron como lugares de acopio durante la campaña, a la cual también se vincularon los centros comerciales Salitre Plaza y Atlantis Plaza.

También se recibió apoyo de las Secretarías Distritales de Ambiente, Educación y Planeación, y la Policía Metropolitana de Bogotá prestó seguridad en cada uno de los centros de acopio.

“La gente participó activamente, tocamos las fibras de la juventud, de los adultos mayores, la solidaridad de niños y niñas no tiene precio”, comentó la Directora General del IDPAC, Olga Beatriz Gutiérrez Tobar, quien agradeció una vez más la solidaridad de la Federación Comunal de Bogotá, a las asociaciones y a las juntas de acción comunal porque “son el verdadero músculo de la participación en cada barrio, sin su apoyo hubiera sido imposible esta iniciativa, hoy por Haití, mañana por el barrio, definitivamente la sacaron del estadio”.

La funcionaria del IDPAC manifestó que estas ayudas serán entregadas directamente por la Cruz Roja Colombiana, entidad que junto a su similar de España, ya se encuentran apoyando a muchos niños y niñas víctimas del terremoto.

“Lo importante es que garantizamos que la ayuda llegue directamente a Haití porque ya están montadas unas aulas para el refugio en Haití, ya están dando clases a niños, jóvenes y adolescentes en Puerto Príncipe y en otras localidades, así que estos materiales los va a entregar la Cruz Roja a esas aulas que ellos mismos operan, no hay lugar a que se pierdan”, agregó la directora del IDPAC.

Según datos de la Unicef, cerca de dos millones de niños resultaron afectados de manera directa o indirecta a causa del sismo ocurrido el pasado 12 de enero en Haití, y se estima que 75 por ciento de las escuelas de Puerto Príncipe fueron destruidas o averiadas de un total 16 mil escuelas.

Esta campaña no solo contó con el apoyo de las dignatarias y dignatarios de las juntas de acción comunal sino de las servidoras y servidores públicos del IDPAC.