Una serie de supuestas irregularidades se estarían presentando en el proceso licitatorio de un contrato de seguridad alimentaria por más de 58 mil millones de pesos que abrió el Departamento para la Prosperidad Social, DPS, para todas las regiones del país, y especialmente para la Costa Caribe.


Una de las firmas estaría participando en cuatro propuestas, cuando la norma establecería que solo podría hacerlo en tres. Además, señala el medio de comunicación, el Consorcio Caribe, del que hace parte la firma Universidad Popular del Cesar, habría presuntamente falsificado algunos de los documentos que acreditaban la experiencia exigida en el pliego licitatorio de 2014. El representante legal del consorcio, además, ha ganado contratos de alimentos con el DPS en 2012, 2013 y 2014.

Aunque una de las normas del pliego de condiciones impondría a los proponentes la prohibición de participar en más de tres propuestas, ya sea de manera individual o como integrantes de un consorcio o unión temporal, «la Universidad Popular del Cesar no sólo se presentó para la zona Caribe, sino que también aspira a quedarse con los contratos en las otras tres zonas del país”.

Así mismo, señala la información, al ganar el Consorcio Caribe en 2014 la misma licitación “para certificar su experiencia relacionó convenios en varios municipios de Bolívar. Sin embargo, las alcaldías de Carmen de Bolívar, María la Baja y Juan Nepomuceno certificaron que esa información no era cierta”.

Fuente: elheraldo.co