Agricultura Urbana en la Institución Educativa San Mateo

Con un trabajo articulado entre los estudiantes de grado Undécimo y los docentes de las áreas de Ciencias Naturales y Economía, la IE San Mateo trabaja desde hace un año en la elaboración de cultivos de plantas medicinales y alimenticias, destinados a suplir la demanda de estas y a generar la apropiación del espacio, a través de un trabajo que sea amigable con el Medio Ambiente.


concejo-1-4.jpgAunque el proyecto se generó desde hace dos años, fue sólo hasta hace un año cuando logró consolidarse. Desde entonces, los participantes de la iniciativa han aprovechado cada una de las zonas verdes que posee el colegio para sembrar los cultivos que ya han empezado a dar las primeras cosechas, especialmente con plantas como la Ruda, la Yerbabuena, la Manzanilla, el Cilantro y el Perejil, entre otras.

“Esta es una iniciativa nueva liderada por parte de algunos docentes de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales para fomentar el desarrollo humano y el desarrollo del pensamiento. Básicamente se trata de hacer unos cultivos de plantas medicinales en las zonas verdes de la institución, con el fin de que los estudiantes valoren un poco las costumbres de nuestros antepasados, que curaban muchas enfermedades a través de las plantas medicinales, además de apreciar también la riqueza del campo. La idea es que los estudiantes se apropien de estos conocimientos y reconozcan cuáles son las plantas medicinales, como por ejemplo la Ruda, la Manzanilla y la Yerbabuena, que entiendan para qué sirven, pues muchas veces los muchachos se sorprenden de saber que estas plantas sirven para curar el dolor de estómago o cualquier otro malestar”, explicó Duván González, Docente de la IE San Mateo.

Si bien es cierto en principio el proyecto es dirigido únicamente a los estudiantes de Undécimo, en la actualidad se están vinculando estudiantes de grado Décimo e incluso otros cursos. Hoy, la iniciativa cuenta con la participación de aproximadamente 50 estudiantes. Vale la pena destacar que el apoyo y el sostenimiento son autónomos, dado que no se cuenta con ningún tipo de apoyo externo.

“Hay algo muy importante, estamos atacando varios frentes, pues la iniciativa sale de la materia de Economía en grado Undécimo, que yo dirijo, con el fin de palpar los diferentes sectores de la Economía. Entonces, qué mejor que mirar desde el cultivo, desde la materia prima y desde el procesamiento, hasta la venta de productos o de hierba, o el intercambio de estas como un medio económico de subsistencia. Lo otro son los procesos de identidad y de volver a la tierra, a los cultivos y sentirnos pertenecientes a esta, que es un aspecto muy importante que se debe trabajar. También miramos la importancia del trabajo comunitario, en donde todos los muchachos sin importar raza, género o estrato, se han metido a la tierra y trabajado, porque tener este cultivo es un proceso que tarda alrededor de ocho meses”, expresó Dayhana Garzón, Docente de Economía.

Garzón indicó que el proyecto incluye un componente muy importante, en lo que tiene que ver con la coyuntura mundial, donde la seguridad alimentaria y los cultivos urbanos son dos temas primordiales:

“El mundo está en una crisis de alimentos, entonces se trata de ver cómo nosotros aportamos a disminuir esa crisis, además de enseñar a los estudiantes que en cualquier rincón de la casa, con los desperdicios orgánicos se pueden hacer cosas muy buenas. No vemos esto como un modelo capitalista de enriquecimiento, sino como un modelo de trueque, por ello cada uno de los jóvenes participantes está haciendo cultivos micro en sus casas de diferentes maneras, es así como cuando ellos salgan de la institución, si alguien llega a necesitar hierbas, entonces va a la casa de su vecino y este le da caléndula, por ejemplo. De esta forma, se pueden mirar otras alternativas de manutención y se garantiza que en la casa nunca faltará el alimento, con comida sana y no transgénica o sucia”, agregó la docente.

“Lo importante es cuidar la tierra y llevar la comida desde las raíces, porque en la actualidad todo es ‘postizo’. Adicionalmente estos alimentos son muy naturales y no tienen químicos, sabemos cómo los estamos haciendo, porque todo bien guiado funciona muy bien y en lugar de estar perdiendo el tiempo, estamos cuidando el ambiente y ayudando a más personas a que tengan su alimento, es algo muy bueno esto que nos están enseñando”, concluyó Nicole Salcedo, estudiante de grado Undécimo.

Para el próximo año se piensa en vincular a más alumnos de otros cursos, especialmente para que ayuden a elaborar cultivos ornamentales que contribuyan al embellecimiento del colegio, además de continuar con el cultivo de plantas medicinales y alimenticias.

Sobre Periodismo Público 31209 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca