Con la presencia de decenas de jóvenes de diferentes regiones del país, terminó en el Municipio este evento en el cual sus participantes debatieron diferentes problemáticas del contexto actual de la juventud en el país, llegando a importantes planteamientos frentes a temas de gran coyuntura como la estigmatización, la objeción de conciencia y la resistencia civil pacífica.


sua-1-2.jpgEl Encuentro Nacional de Jóvenes es realizado por la ‘Coalición Contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes en el Conflicto Armado de Colombia’ (Coalico) y se hace todos los años como una forma de hacer un punto de encuentro entre los jóvenes del país, para que estos puedan hablar de las problemáticas que se están presentando en sus regiones, a fin de que expongan y analicen su situación y generen propuestas y alternativas que estén acompañadas de un componente fuerte de formación y participación.

En ese sentido, se contó con la presencia de muchachos provenientes de Antioquia, Risaralda, Atlántico, Santander, Norte de Santander, Valle, Bogotá y Soacha, entre otros. Es de destacar que por primera vez desde que se realiza el encuentro se escogió a Soacha para hacer incidencia, teniendo en cuenta que en las anteriores versiones se realizó en Bogotá por ser la capital del país. Lo anterior quiere decir que para la clausura del encuentro se recogió todo el trabajo hecho a lo largo de cinco días en San Antonio del Tequendama la semana pasada, y se presentaron los temas propuestos por los participantes ante las autoridades, las agencias de cooperación y otros actores, para decir que la juventud sí están pensando en lo que ocurre en su entorno:

“Decidimos hacer el cierre en este municipio, primero porque se trata de un encuentro nacional de jóvenes, y Soacha, por sus características, tiene habitantes de todas las regiones del país, por eso qué mejor entonces que llevar esto a Soacha, que es un reflejo de lo que se vive en el territorio nacional. Segundo, porque muchos de estos jóvenes vienen de región, de lugares que no son la capital, por lo cual si bien Soacha no es la capital de Cundinamarca, sí tiene factores importantes para hacer esta acción de incidencia. Esa conexión nos permite mostrar que los ideales y las iniciativas se pueden generar en lugares distintos a las ciudades capitales. Finalmente, por el contexto que tiene el Municipio, pues acá se viene presentando una situación adversa para la vida de los niños, niñas y jóvenes, por ello creímos que acá era un lugar idóneo para difundir este mensaje”, explicó Víctor Hugo Olaya, integrante de FEDES, organización que pertenece a Coalico.

Fueron cerca de 50 las personas que deliberaron sobre la estigmatización, la objeción de conciencia y la resistencia civil pacífica, con un serio cuestionamiento y un vehemente rechazo al Servicio Militar obligatorio, la guerra e incluso el Reggaetón, con propuestas claras como una en la que se plantea que si se exige una Libreta Militar, que también se exija un Título Profesional a los jóvenes.

Adicionalmente se habló de los espacios de participación pública y las propuestas convertidas en hechos a la hora de hablar de jóvenes. Así mismo, por medio de muestras de fotografía, video y murales, se plasmó la visión de los jóvenes frente a las mencionadas problemáticas.

“Hay un mensaje claro, la estigmatización está generando consecuencias perversas, pues aparte de ser señalados y juzgados, nos están cerrando los espacios de participación. Los jóvenes queremos decir que nos gustaría participar y necesitamos condiciones para eso. Hay una consigna hacia la sociedad que consiste en mostrar unos jóvenes en movimiento para ayudar a construir una mirada sobre ellos. Lo que queda son los jóvenes que se están moviendo y están proponiendo, y sobre esa base se pueden ganar muchas cosas”, agregó Olaya.

Los participantes

“El tiempo que hemos tenido no ha sido suficiente para abarcar todos los temas que quisiéramos tratar. Soy un joven de Soacha y por eso el principal aporte que hemos tenido en este encuentro es que nosotros compartimos nuestro conocimiento, pues al asistir a esto es mucho lo que podemos conocer. Desafortunadamente por una cortina que tenemos, no alcanzamos a ver lo que sucede en realidad, por tal razón este encuentro nos permite correr esa cortina y ver qué está al otro lado para aprender muchas cosas más. La idea es que después de esto pongamos todo en práctica dentro del Municipio”, expresó Camilo*, residente de la comuna cuatro.

“Vengo representando a la Fundación Creciendo Unidos, que tiene sede en Bogotá y Cúcuta, estoy acá para hacer el acompañamiento a los chicos y aportar desde las experiencias que se realizan en las regiones, a fin de ver cómo a partir de la dinámica que genera el encuentro, vamos clarificando temas y construyendo iniciativas en aras de desarrollar propuestas que nos lleven a adquirir diferentes aprendizajes. Yo me declaro Objetora de Conciencia porque este es un estilo de vida en donde yo digo ‘no’ a algo que afecta mi vida. Eso lo podemos hacer ante la guerra, las multinacionales que están llevándose nuestra riqueza, los medios de comunicación que utilizan el poder que tienen para desinformar a la comunidad y presentar a la mujer como un objeto sexual”, sostuvo Jeimmy Jaimes, joven de Norte de Santander.

“Hago parte de un colectivo llamado ‘Cuadrante Alfa’, el encuentro ha servido para participar en este proyecto y ayudar a construir relaciones entre los jóvenes de todas partes del país, además de llevar un mensaje claro de Objeción de Conciencia. Queda un precedente, pues la idea es replicar lo hecho acá para no perder estas iniciativas ni el apoyo para los jóvenes”, concluyó Alejandro González, habitante de Compartir en la comuna uno.