Habitantes del barrio La Esperanza, ubicado en la comuna cuatro del municipio de Soacha, manifiestan que las aguas negras de barrios altos están afectando la salubridad de la zona.


Afirman los residentes del sector que la situación empezó a presentarse a inicios del mes de enero:

“Hace más de 20 días se rompió el tubo madre que viene con las aguas negras desde Villa Sandra y el Arroyo, todas llegan a aquí a la vía principal, se pasaron cartas a servicios generales y equipamiento. Mandaron un vactor pero eso no sirve porque está tapado con piedra gruesa”, expresó el Fiscal de la Junta de Acción Comunal del barrio.

La situaciòn es incómoda para los residentes del lugar, pues el olor y los insectos empiezan a hacer presencia en el barrio. Así lo manifestó Marina Rodríguez, residente de La Esperanza.

«Los niños y abuelos se están empezando a enfermar, el olor es inaguantable, el agua baja por el lado de las casas. Hay zancudos y mosquitos que cuando pican son infecciosos».

Algunos residentes afirman que requieren una excavadora para poder quitar las piedras que impiden realizar los arreglos, pues desde la Secretaría de Infraestructura se informó que la materia prima para el trabajo ya está en manos de la comunidad.

«El día que se realizó la entrega de la vía adoquinada nos dieron dos tubos para que la comunidad hiciera la instalación correspondiente. La comunidad ya tiene la tubería, estamos esperando que se pongan de acuerdo para el inicio de la obra», concluyó la ingeniera Dora Vera, Secretaria de Infraestructura del municipio de Soacha.