Por recomendación de los Ministerios de Salud y del Interior, Bogotá tendrá aislamiento obligatorio hasta el 15 de junio.

La alcaldesa Claudia López aceptó seguir las recomendaciones de la cartera de Salud para las próximas dos semanas. Los detalles de la medida los entregará en una rueda de prensa el próximo sábado 30 de mayo.

Cabe señalar que la apertura gradual de la vida productiva de cara a la reactivación económica, que se tiene prevista a partir del primero de junio según disposición del Gobierno Nacional, mantendrá las restricciones sobre las actividades sociales, al igual que bares, restaurantes e instituciones educativas.

Esto, según lo han manifestado tanto el presidente Iván Duque como el ministro de Salud, Fernando Ruiz, con el objetivo de neutralizar los escenarios más propensos al contagio por COVID-19.

Además, el presidente ha dispuesto que esta nueva etapa se registrará un incremento en el número de contagios como consecuencia del volumen de personas que saldrán a las calles.

El pico de contagio por COVID-19 en el país se tiene proyectado entre finales de junio y principios de julio.

En el anuncio, el presidente recordó que serán los mandatarios locales los que tendrán en sus manos la gradualidad de la reapertura. Es decir, podrán adoptar y reforzar las medidas según lo consideren necesario para contener la expansión en sus territorios. En la misma línea, Duque aclaró que el sistema de transporte masivo se mantendrá con una capacidad mínima del 35%. Además, el transporte intermunicipal y los vuelos nacionales se mantienen cerrados.

Fuente: www.wradio.com.co