De las 53 estaciones que están fuera de servicio, las del Tintal y San Mateo en Soacha fueron las más dañadas. Se requiere al menos 6 meses para que vuelvan a operar.

Así lo confirmó el gerente de Transmilenio, Felipe Ramírez, quien dijo que casi todas las 139 estaciones con las que cuenta el sistema sufrieron algún tipo de daño, pero sin duda las de San Mateo y El Tintal fueron las más afectadas por el vandalismo.

Actualmente hay 53 estaciones fuera de servicio, contando las cuatro de Soacha, aunque desde este miércoles se habilitó parcialmente la de León XIII, inicialmente solo desde las 4:00 a.m. hasta las 8:00 a.m., los días miércoles 19, jueves 20 y viernes 21 de mayo.

Lo peor del caso es que, según el Gerente, reparar todo el sistema cuesta cerca de 18 mil millones de pesos, que saldrán del bolsillo de los bogotanos.

De las 139 estaciones que tiene todo el sistema, 122 tuvo algún tipo de afectación, pero de acuerdo a lo dicho por Ramírez, las que resultaron dañadas en su sistema eléctrico son las que más se demoran en volver a funcionar, como la del Tintal y San Mateo.

“Hay seguros que pagan algunas partes de esos gastos, pero la mayoría de esos 18 mil millones de pesos saldrá del bolsillo de los bogotanos, además de la afectación a los mismos usuarios porque no han podido utilizar el servicio”, puntualizó el Gerente.