Como si el municipio no tuviera con la cantidad de desplazados que llegan diariamente y ser la ciudad de Cundinamarca que más casos de inseguridad presenta, ahora se suma la cifra más elevada del departamento en explotación a menores. Las estadísticas dicen que hay 39.050 niños vulnerables a esta problemática en Soacha.


La alarmante cifra fue suministrada por el Sistema de Información Integrado para la Identificación, Registro y Caracterización del Trabajo Infantil y sus Peores Formas (Siriti) del Ministerio del Trabajo, teniendo en cuenta que es en los sectores de la agricultura y la minería en donde más menores se ocupan.

Hace apenas una semana la Secretaría de Desarrollo Social de Cundinamarca realizó el primer comité para la erradicación del trabajo infantil 2015, en donde se propuso centrar el esfuerzo en tres aspectos primordiales: la situación preocupante de Soacha, la minería y los corredores turísticos.

Durante la reunión se socializaron los avances del Plan de Acción definidos al 27 de noviembre de 2014 y los resultados de la consolidación de las bases de datos aportadas por las diferentes entidades a cargo del tema.

“Debemos actuar de manera rápida y decidida y de esta forma podremos contar con recursos importantes. Hay que comenzar a trabajar con los municipios que presentan las situaciones más dramáticas, identificar las peores formas de trabajo infantil y atender los casos más críticos”, afirmó el Secretario de Desarrollo Social de Cundinamarca, Luis Daniel Santos.

Tres fueron los lineamientos propuestos por Santos: solicitar cifras concretas al Ministerio del Trabajo; enviar comunicaciones perentorias a los alcaldes de los municipios solicitando la información requerida; definir focos de trabajo y realizar el primer piloto de apoyo para el restablecimiento de los derechos de los niños.

En la fase anterior, las Secretarías de Salud y de Desarrollo Social y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), priorizaron 52 municipios, lograron identificar 1.287 posibles casos de trabajo infantil. De las poblaciones intervenidas en esta oportunidad, las que tienen las cifras más altas son: Facatativá (85), Anapoima (80), Guaduas (66), La Vega (65, Mosquera (61) y Cachipay (49).

Por el lado del municipio de Soacha, la Secretaría de Desarrollo Social de este municipio mostró cifras de acuerdo a un trabajo contratado por esta dependencia, el cual habla de 710 menores que se dedican a oficios del hogar, 2.013 estarían vinculados a las peores formas de trabajo infantil, 26.448 estarían en riesgo de caer en esta problemática y 1.074 ya estarían siendo empleados en algún sector económico.

El próximo Comité de Erradicación del Trabajo Infantil (CETI) se realizará miércoles 11 de febrero para aprobar el Plan de Acción a implementar durante el 2015.

*La foto no corresponde a trabajo infantil en Soacha